¿Por qué los Presidentes de México, EU, Canadá y Rusia llevan la misma camisa?

Por Carolina Soto

Los encuentros diplomáticos tienen sus propias peculiaridades y hay ocasiones en las que hasta la vestimenta entra en las negociaciones. Éste es el caso del encuentro que esta mañana ha tenido lugar en Vietnam en donde han participado mandatarios como Enrique Peña Nieto, Justin Trudeau, Donald Trump, Vladimir Putin y Michelle Bachelet, entre varios más, que se dieron cita en el Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico. Lo curioso es que todos ellos han lucido la misma camisa de seda azul, ¿por qué?

VER GALERÍA

 Aunque todos ellos suelen aparecer siempre enfundados en trajes obscuros, camisas blancas y en el caso de los hombres con sus famosas power ties (corbatas azules o rojas), en esta ocasión hicieron una concesión de guardarropa. Esto se trata de una tradición comenzada en 1993 por Bill Clinton, que determina que el anfitrión de la reunión es el encargado de elegir la vestimenta que llevarán todos en la fotografía oficial del foro. En esta ocasión la tarea estuvo en manos del equipo del Presidente de la República Socialista de Vietnam, Trần Đại Quang.

Con esta difícil tarea en sus manos, se decidió por una tradicional ao dai –nombre típico de la camisa de seda-. Aunque no lo parezca, ésta ha sido una de las opciones más sencillas de llevar para los mandatarios. La bonita costumbre empezó de forma fácil en 1993, cuando Clinton eligió chamarras de piel, algo muy fácil de llevar, pero esto no siempre es así. En 2008, los mandatarios lucieron unos coloridos ponchos de lana típicos de Perú, algo que en verdad divirtió a George W. Bush y Vladimir Putin. Sorprendentemente, uno de los que no quiso participar en la tradición fue Barack Obama quien dio libertad a sus invitados de usar lo que quisieran en su reunión en Hawái, aunque no perdió la oportunidad de bromear días antes diciéndoles que llevarían camisas hawaianas.

VER GALERÍA

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA

Leonardo DiCaprio y su mensaje a Peña Nieto, ¿qué le escribió?

Justin Trudeau, un Superman de carne y hueso

Este año, algunos no tuvieron inconveniente con el cambio de look, como Justin Trudeau que suele aceptar aventurarse cuando de vestuario se trata. Aunque otros, tuvieron un poco más de conflicto con esta versión más relajada, como Vladimir Putin, quien decidió dejarse por debajo su camisa y corbata tradicionales para no perder el estilo. Trump es otro de los que no deja nunca su traje, a menos claro, de que tenga algún partido de golf, cuando suele aparecer en camisa polo blanca y pantalones khaki; pero en esta ocasión aceptó el outfit más casual.

Y en un típico caso de “Who wore it best?”, ¿quién ganaría? Nuestro voto va para Justin Trudeau.

VER GALERÍA