checo-perez-papa

Antonio, padre de Checo Pérez, confiesa que supo que su hijo triunfaría desde chico

por Silvana Becerra Tavano

Cuando existe una gran pasión y un sueño sembrado en el corazón de un niño, el principal motor para perseguirlo es la familia y este fue el caso del gran piloto mexicano, Checo Pérez, quien desde muy pequeño recibió todo el apoyo y la ayuda de su padre, Antonio Pérez Garibay. En entrevista, este último habló de la relación que tienen como padre e hijo y de lo que esto ha reflejado en la carrera del piloto.

checo-perez-chiquito2VER GALERÍA

La pasión del hombre de la casa fue contagiada hacia sus hijos, “Yo soy fan de la F1 desde que era joven. Mis hijos crecieron viendo Formula 1®en casa. El automovilismo siempre ha sido un tema de conversación en la familia”, comenta Antonio. “Recuerdo que (Checo) llegaba a mi oficina y me movía todos los muebles para, según él, armar un auto”, continúa el mexicano con una sonrisa, “se ponía a conducir con un traje de piloto que tenía. Desde entonces ya soñaba con correr en Formula 1® contra los mejores pilotos”.

checo-perez-chiquito1VER GALERÍA

Sergio demostró su habilidad para manejar desde que era un niño pues según su padre, se ponía a competir contra niños mayores que él y les ganaba. Al ver esto, el empresario quiso impulsar el talento de su hijo para ver hasta dónde podía llegar y convertirlo en una gran estrella, pues para él, ver a su hijo compitiendo, es un sueño hecho realidad. “Yo siempre he dicho que de los 0 a los 10 años eres papá, de los 10 a los 20 eres maestro y de los 20 en adelante eres su amigo. Yo ya estoy en la parte de amigo. Disfruto mucho de ellos y saben que cuentan con mi apoyo incondicional.”

checo-perez-chiquitoVER GALERÍA

Notas relacionadas:

Enrique Iglesias comparte con Checo Pérez y Fernando Alonso su pasión por la adrenalina

Checo Pérez ¡se sube al podio en Rusia!

Antonio siempre ha estado cerca de su hijo, dándole la mejor guía y los mejores consejos para seguir adelante. “Que nunca se rinda. Que vea siempre para adelante y que no deje de tocar puertas. El “no” ya lo tienes, entonces arriésgate y ver por las cosas”, contesta el orgulloso padre a la pregunta de cuál es el mejor consejo que le ha dado a Checo. Así padre e hijo cumplen este sueño juntos, hombro con hombro y siempre con la mira en un nuevo reto.

El padre de Checo vive esto con más emoción desde el regreso de la fiesta más grande del automovilismo a México, pues es un sueño para él, poder ver este impresionante evento en su propio país. "Es el fin de semana más esperado del año. La pasión con la que se vive el FORMULA 1 GRAN PREMIO DE MÉXICO no se ve en ningún otro lugar del mundo. Disfruto mucho esos días."

-Cortesía del Gran Premio de México