Anwar, el hermano de Gigi y Bella Hadid, y su gran debut como modelo

Ver a sus hermanas divertirse en el mundo de la moda, despertó en Anwar la pasión por el modelaje

Por Cynthia García

Quizá hace unos años Anwar Hadid no tenía interés por la moda ni se imaginaba lo que sería desfilar por una pasarela. Pero la profesión de sus hermanas, Gigi y Bella, lo han hecho cambiar de opinión. Las dos supermodelos no son las únicas de la familia con pasión por la moda, Anwar se ha unido a su mundo y debutó con paso firme. El chico de 16 años de edad decorará una de las portadas de Teen Vogue junto a Cameron Dallas, el famoso Viner que también encontró en la moda una nueva carrera.

VER GALERÍA

Tal como sus famosas hermanas, los ojos de Anwar destacan en las fotografías que protagoniza. Su rostro llamó la atención de la agencia IMG Models, a la que pertenece desde febrero pasado. El ambicioso joven confesó que es un mundo muy nuevo para él, pero tiene en sus hermanas a las mejores maestras para triunfar como modelo.

"Me interesé en la moda apenas hace unos años, cuando Gigi y Bella empezaron a modelar", contó a la publicación. "No crecí usando ropa de diseñadores reconocidos. Voy aprendiendo de todo y estoy decidido a usar cualquier cosa que se requiera en el set", cuenta muy feliz de haber encontrado un mundo completamente nuevo en el que se siente feliz.

VER GALERÍA

Por la fama de sus hermanas, Anwar puede sentir un poco de presión para hacer las cosas a la perfección, pero lejos de intimidarlo, es algo en lo que prefiere no pensar. "Trato de no pensar en las expectativas que la gente tiene de mí, es mejor enfocarme en hacer lo mejor que pueda", contó. Aunque no reveló a qué se hubiera dedicado de no ser modelo, sí confesó que jamás imaginó estar frente a la cámara. "El modelaje nunca estuvo en mi mente en mis años formativos, pero mi mamá -Yolanda Hadid- me convenció de expandir mis oportunidades y horizontes. ¡Ahora me siento muy emocionado de ser parte de todo esto!", agregó.

El consejo de Yolanda quedó arraigado en la mente de Anwar, quien podría incursionar como diseñador de moda en un par de años, ya que no descarta inscribirse en un colegio para desarrollar sus habilidades con los cortes y telas. "Mi abuelo diseñaba faldas para hombre en Holanda. Es algo que debe estar en mis genes", dice convencido de su futuro.

VER GALERÍA

Anwar también confesó que de no haber sido por el gran apoyo de su familia, no habría logrado realizar su sueño más reciente. "Creo que el lema en mi familia es siempre trabajar duro, además de ser humilde y amable con los demás. Me desenvuelvo muy bien cuando estoy rodeado de mujeres porque crecí con mis dos hermanas y mi mamá. Soy tan afortunado por todo lo que ellas me enseñaron", recordó.