Khloé Kardashian confiesa que no cree en el divorcio, ¿regresará con Lamar?

La empresaria escribió un ensayo en el que admitió que siendo o no pareja del exbasquetbolista mantendrá sus votos matrimoniales

Por Tania Galván

En paz con Dios al llevar al pie de la letra sus votos matrimoniales, la menor de las Kardashian hace una importante reflexión sobre su situación sentimental. Khloé compartió a través del newsletter de Lena Dunham un ensayo en el que describe cómo se ha visto transformada su fe cristiana y cómo, a través de ella, ha podido darle un nuevo significado a la palabra divorcio.

VER GALERÍA

Reconociendo que su vida ha estado llena de bendiciones, en los últimos años, la relación con su aún esposo, Lamar Odom, ha dado un giro. Aunque admite que no cree en el divorcio, las circunstancias la han hecho reforzar, una y otra vez, la idea de que esta separación es el camino más sano para su salud emocional.

“Mi vida ha estado bendecida en muchos sentidos, pero también ha estado llena de retos. Fue un reto para mí cuando decidí divorciarme. De corazón, no creo en el divorcio, pero mi matrimonio llegó a un punto en que tuve que tomar la decisión de cuidar mi propio bienestar mental y emocional para protegerme a mí misma y a mi felicidad. Estoy en paz con esa decisión y creo que honré mis votos hasta el final. Siento que mantuve los importantes votos que le prometí a Dios con cada centímetro de mi corazón, y por eso todavía hoy los mantengo, a pesar de que la relación con mi exesposo esté en un lugar diferente”, escribió Khloé, quien luego de la pasada crisis de salud de Lamar detuvo los trámites de divorcio.

VER GALERÍA

Tal como lo señala en su texto, Khloé ha cumplido con el “en la salud y en la enfermedad” al pie de la letra y se dedicó en cuerpo y alma a la rehabilitación de Odom, con quien al parecer ha decidido terminar definitivamente la relación amorosa, al menos, eso es lo que deja entrever con estas líneas. Continuó asegurando: “Creo en cuidar a mi pareja –pasado o presente- en la salud y enfermedad, y siento en paz mi relación con Dios inclusive después del hecho. Estoy agradecida de que puedo confiar en mi dios, quien, junto a mi familia me ha guiado en algunos momentos más difíciles de mi vida”.

Aunque llegó al altar convencida de que pasaría con Lamar el resto de su vida, ahora, gracias precisamente a su fe, ve las cosas desde otra perspectiva. Si bien no negó que seguirá al pendiente del exbasquetbolista, ahora, la socialité está centrada en cuidar su corazón y continuar con su espiritualidad de la manera más positiva.