Bárbara Coppel revela el sexo y nombre de su bebé

Con poco más de tres meses de embarazo, la empresaria ya sabe de qué color comprar la ropita de su bebé

Por Alejandra Arcos

Con una foto de su pancita, Bárbara Coppel compartió la felicidad que siente ante la próxima llegada de su primogénito y dos ultrasonidos que ayudaron a saber que el bebé que espera ¡es niña!, según reveló a la revista Clase de El Universal. La empresaria y su prometido, Alejandro Hank Amaya, aseguraron que aunque no importaba mucho el sexo de su bebé, en el fondo los dos deseaban que fuera niña.

VER GALERÍA

Siempre quise una niña, si hubiera sido niño, está perfecto, es un hijo. Pero, si me dieran a escoger, yo escogería una niña, pensaba que ya no iba a tener hijos, entonces dije: 'Si voy a escoger, va a ser una niña y voy a adoptar una niña'. Pero nunca pensé que me iba a cambiar la vida de esta forma, y ahora estoy embarazada, ¡Qué emoción!", mencionó Bárbara a esta publicación.

VER GALERÍA

Además, la feliz pareja reveló el nombre de la pequeña: Amaia, un nombre en honor al apellido materno de Alejandro: "Se va a llamar Amaia, con ‘i’ latina. Su nombre completo es Amaia Hank Coppel. El nombre salió porque un día estábamos platicando, antes de que me embarazara, que le pusiéramos por nombre Amaia. Yo pensando en el apellido materno de Alejandro (Amaya), en honor a su madre, María Elvia Amaya, que ya no está con nosotros. Aparte, por muchos años, fue su nombre artístico, cuando toreaba, porque ya se retiró. Esa es otra noticia que nadie sabe”, contó la socialité.

Cuando Bárbara dio a conocer en exclusiva para ¡HOLA! México la noticia de su embarazo, afirmó que Alejandro será un gran padre: “Siento que va a ser un súper papá, le o les va a dedicar tiempo, amor y una gran educación. Siento que va a ser un papá presente y cariñoso”. El próximo 6 de febrero la pareja contraerá matrimonio en Los Cabos, en una fiesta que durará cuatro días.

VER GALERÍA

Después del enlace, los enamorados emprenderán camino hacia Asia, donde celebrarán su luna de miel. Bárbara y Alejandro eligieron ese lugar del mundo porque ninguno de los dos lo conoce, pese a los innumerables viajes que han realizad juntos. A su regreso se mudarán a París, donde tienen pensado que nazca su primogénita, Amaia.