Kim Kardashian ansía convertirse en mamá por segunda vez

by hola.com

La maternidad le ha sentado bien a Kim Kardashian. Desde el nacimiento de su primera hija con Kanye West, North (en julio del año pasado), la reina de los "reality shows" se ha volcado por completo en su papel de madre y parece estar disfrutándolo en grande, tanto, que ya ansía embarazarse de nuevo.


Kim Kardashian ansía convertirse en mamá por segunda vezVER GALERÍA


Recientemente, Kim, de 33 años de edad, reveló al sitio de noticias "Entertainment Tonight" que ella y su esposo están intentando tener otro bebé. Al preguntarle si un nuevo miembro de la familia se encontraba dentro de sus planes cercanos, la socialité respondió "Eso espero", y agregó que le encantaría estar embarazada al mismo tiempo que su hermana Kourtney, quien recibirá a su tercer hijo con su pareja, Scott Disick, en diciembre.

"Ella ya lleva más de la mitad (del embarazo), así que, ya sabes, estamos intentándolo", dijo Kim. "Hay mucha locura en la casa, ¿por qué no agregar hormonas de embarazo a esa locura?". "Sería como su cómplice", agregó. "Alguien que conozca los antojos por los que realmente atraviesas".






Al parecer, la maternidad es lo que ocupa la cabeza de la socialité en estos días, pues recientemente apareció un adelanto de la serie "Keeping Up With Te Kardashians", en el que comenta sus deseos de adoptar a una niña de un orfanato tailandés llamada "Pink". La declaración de la estadounidense se dio cuando el clan Kardashian-Jenner se encontraba de vacaciones en el país asiático.

"Oh Dios mío", mencionó la mamá y manager de Kim, Kris Jenner. "No puedes simplemente ir a un orfanato, enamorarte de un niño y llevártelo a casa como si estuvieras de compras". "Te apasionas demasiado con las cosas y no piensas en las consecuencias. Estoy segura de que hay otras cosas que podrías hacer para marcar toda la diferencia en la vida de esta pequeñita sin tener que llevártela a casa", agregó.

Esta semana, la socialité también hizo el anuncio de que ha decidido asumir su nuevo rol como mujer casada y adoptar el apellido de su esposo, Kanye West, tal y como lo marca la tradición en Estados Unidos.