herpes-zoster

Enfermedades

Neuralgia postherpética: así es cómo debes tratar esta complicación del herpes zóster

El paciente puede notar quemazón, pinchazos, electricidad en la zona sin tocarse o rozarse la piel, de forma espontánea

por Pilar Hernán

Si hay algo en lo que coinciden los especialistas es que la neuralgia postherpética  es la complicación más frecuente tras la infección causada por el Virus Herpes Zóster (VHZ). Este virus es el que produce la varicela, cuando infecta a una persona que no ha tenido contacto previo con el virus (primoinfección). ¿En qué consiste? Tal y como nos detalla el  doctor Pablo Casariego, neurólogo miembro de la American Academy of Neurology y de la Sociedad Española de Neurología y miembro de Top Doctors, hay definiciones diferentes, la más aceptada en la actualidad, el dolor causado por el VHZ, lo clasifica en tres fases:

-Desde que aparecen las lesiones en la piel (vesículas) hasta un mes después se llama Neuralgia Herpética Aguda.

-Desde el mes hasta los tres meses, se llama Neuralgia Herpética Subaguda.

-A partir de los tres meses, si persiste el dolor, se llama Neuralgia Postherpética (NPH).

Lee también: Coronavirus: ¿puede afectar también a nuestra piel?

¿Cuáles son sus síntomas más habituales?

El doctor nos cuenta que los síntomas dolorosos postherpéticos son bastante variados en cuanto a sus características e intensidad:

-Disestesias: Sensaciones anormales sin estímulo en la zona. El paciente puede notar quemazón, pinchazos, electricidad en la zona sin tocarse o rozarse la piel, de forma espontánea.

-Hiperpatía: Estímulo levemente doloroso que se percibe como dolor intenso. Así, un leve pellizco se convierte en un dolor insoportable.

-Alodinia: Un estímulo no doloroso se percibe como dolor. El roce de una mano, o de la ropa, no produce un cosquilleo agradable, sino un dolor quemante muy desagradable, que hace a la persona apartarse asustada.

Lee también: Neuralgia del trigémino, todo sobre el conocido como 'el peor dolor del mundo'

¿Hay personas con más riesgo de desarrollar este problema de salud?

Entre un 10% y un 15% de las personas de 50 años o más que padecen un herpes zóster, desarrollan una NPH. Pero aun así, el doctor nos señala los factores de riesgo para tener una NPH que son los siguientes:

-La edad: es rara en personas menores de 50 años, entre los 50 y los 60 años ocurre en un 5% y aumenta hasta el 30% en mayores de ochenta años.

-Tener bajas las defensas de forma importante (inmunosupresión severa).

-Ser mujer.

-Que el dolor en la fase aguda sea muy intenso.

-Ser diabético.

-Tener síntomas días previos a la erupción del HZ (fase prodrómica).

Objetivo: lograr aliviar el dolor

Una de las claves es saber cómo se puede aliviar el dolor de este tipo de neuralgia. ¿Qué recomendaría el doctor a quien la padece? “La recomendación más importante es ir a la consulta de un neurólogo para que inicie cuanto antes los tratamientos adecuados”, nos cuenta el neurólogo, quien apunta que “la NPH es difícil de tratar y muchos pacientes siguen con dolor años o toda la vida”. Aun así, nos explica que los tratamientos más eficaces son:

-Antidepresivos tricíclicos, como la Amitriptilina: son antidepresivos ya antiguos que funcionan como buenos analgésicos para este tipo de dolores.

-Gabapentina: Un antiepiléptico que también es un buen analgésico para la NPH.

-Pregabalina: Otro antiepiléptico también eficaz.

“Es importante que éstos tratamientos se tomen diariamente según la pauta del médico”, matiza.

-Parches o crema con lidocaína, un anestésico que funciona como analgésico. En la personas muy mayores puede ser el tratamiento de primera línea, para evitar los efectos secundarios de las medicaciones mencionadas más arriba.

-Opioides y crema o parches con capsaicina son tratamientos de segunda línea.

“A pesar de estos tratamientos, bastantes pacientes son refractarios y siguen con dolor intenso. Para éstos hay que considerar tratamientos invasivos, como las inyecciones de toxina botulínica, bloqueos con anestésicos, infiltraciones epidurales o intratecales o estimulación medular o del ganglio de la raíz dorsal se han utilizado, pero no se pueden aconsejar de forma generalizada”, nos detalla.

Lee también: Paracetamol, ibuprofeno o aspirina, ¿qué tomar para el dolor?

¿Se puede prevenir?

Una de las dudas que nos surge es si se puede prevenir de alguna manera la aparición de la Neuralgia Postherpética. “La mejor manera de prevenir la aparición de la NPH es la vacunación  frente el VHZ durante la infancia de la población general y de los mayores de 50 años (aprobado por la FDA, la Agencia del Medicamento de EEUU). En España se recomienda la vacunación con Shingrix (compuesta por antígeno viral, no virus atenuado) a partir de los 65 años. Se cree que tratar cuanto antes la infección con antivirales reduce la aparición de NPH”, concluye el especialista.