gatos-maullan-madrugada-dormir

¿Tu gato no para de maullar por la noche? Estas pueden ser las causas

Si tu gato maúlla en plena madrugada puede deberse a que necesita tu ayuda, que tiene estrés o que, simplemente, se aburre.

por David Navarro

Los gatos aman la noche, pero esto en ocasiones es la razón para generar muchas pesadillas humanas porque los ruidos nocturnos se suceden en las partes más insospechadas de la casa. Dormir con la puerta abierta al resto de la casa puede hacer que recibas el salto de tu gato sobre ti en mitad de la madrugada o que los aullidos desde la cocina se sucedan y te cueste conciliar el sueño.

La explicación para los maullidos es muy clara: tu gato trata de comunicarse contigo. A diferencia de los ladridos de perro, los maullidos los utilizan los gatos de forma exclusiva para comunicarse con los humanos. Con otros gatos utilizan el lenguaje corporal, sin embargo cuando los mininos descubren que los humanos de la casa permanecen completamente ignorantes a sus movimientos deciden utilizar lo más parecido a la voz humana, de ahí que el maullido tenga una melodía bastante similar a la de la palabra.

Sin embargo, que un gato maulle es una cuestión social relacionada con su carácter. No existen gatos que fisiológicamente no puedan maullar, aquellos que apenas maúllan no lo hacen por su propia personalidad y, tal vez, por una predilección por el silencio pues, como sabrás, los gatos son amigos del sigilo.

Leer más: Esto es lo que tu gato te pide para ser feliz

Que no perciba tu preocupación

Si tu gato maulla por la noche es muy importante que él no detecte que estás muy involucrado en su llamada, porque si te ve preocupado aprenderá que un leve maullido es suficiente para tener tu atención y hacerte partícipe de sus peticiones. Ataja cuanto antes el problema, pero hazlo de forma discreta, sin establecer un contacto físico excesivo con él ni un cuidado palpable.

Darle comida para que se calle es una de las peores ideas para detener esta situación. Puede que el gato tenga hambre, pero si el maullido nocturno hace que interrumpas tu sueño y eso es 'compensado' con comida, no lograrás zanjarlo fácilmente y la llamada se repetirá, porque estarás reforzando que maullido de madrugada equivale a un premio.

La solución más simple suele ser la acertada

Es muy importante que cuando te vayas a dormir te asegures de que el gato no tiene nuevos obstáculos que le impidan acceder a su cama, comida o arenero. A veces no somos conscientes de que al irnos a dormir y apagar las luces podemos estar dejando obstáculos indeseados para tu gato u objetos mal colocados que le impiden el paso. Si es así, el gato maullará para llamar tu atención para que lo arregles y esa podría ser la razón del escándalo nocturno.

Revisa también que tiene suficiente agua, que está limpia y que el arenero está limpio. A veces la explicación más sencilla es la clave de un problema como este.

Leer más: Estas son las razones por las que tu gato no ronronea

Estrés por separación durante el día (y por la noche)

Aunque los gatos disfrutan yendo por libre también necesitan tener estúmulos que observar y perseguir, son curiosos por naturaleza y les hace felices tener algo sobre lo que poner su atención. Por la noche, probablemente, tu gato no encontrará mucho que hacer, y aunque sus biorritmos le hacen estar despierto y hacer la ronda nocturna, para un gato la casa parecerá una foto inmóvil y sin atractivo. Puede que la razón para maúllar de noche sea simple aburrimiento.

Un gato bien integrado en el hogar echará de menos la compañía de los humanos que cohabitan con él por la noche, puede que tu gato también maulle de día cuando te vas a trabajar y no seas consciente porque no estás ahí para escucharlo. El maullido puede querer decir “ven a jugar, que estoy solo”.

Esta no es una llamada meramente egoísta, el gato podría estar sufriendo cierto estrés por la separación diaria si pasas mucho tiempo fuera de casa, y es en la noche cuando reproduce ese comportamiento, a sabienda de que estás en la casa pero “fuera de juego” para aprovechar ese tiempo contigo.

Tu gato podría estar demandando tu compañía pero si cumples con su plan puede que estés firmando una larga temporada de insomnio, si el gato se acostumbra a que gracias a su maullido tú te incorporas a la fiesta no dejará de hacerlo.

Nuestro consejo es que tomes nota de su comportamiento de día, si el gato pasa demasiado tiempo solo o durmiendo tal vez sería provechoso entretenerle de día, que se acostumbre a tener más actividad en las horas con luz y que poco a poco vaya cambiando su ciclo de sueño hacia la noche.

Leer más: Cómo educar a un gato callejero

Otro gato puede ser la solución

Si tu gato tiene un compañero con el que entretenerse probablemente obvie comunicarse contigo por la noche y lo haga directamente con él, sin usar los maullidos. Jugarán, se harán compañía y compartirán sus biorritmos noctámbulos. Esto también es una buena idea para que el gato no se aburra de día si pasa muco tiempo solo.

Otra opción es instalar una jaula de pájaros o una pecera, que esté en su campo de visión pero no a su alcance. El mero hecho de percibir que otro animal está cerca y que está en contínuo movimiento es suficiente para hacer que el gato se sienta feliz e integrado en una noche de emociones felinas. Tu gato no necesita la jungla, solo un poco de vida en movimiento.

Si crees que comer puede ayudar a apaciguar las llamadas de tu gato es preferible que no le des de comer directamente para no generar malos hábitos noturnos, puedes configurar un comedero automático que dispense cantidades pequeñas de comida en plena madrugada.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie