Un ejemplar de perro lobo checoslovaco subido a una roca

Razas de perro

Perro lobo checoslovaco, un can de moda no apto para principiantes

Se trata de una raza de perro muy inteligente que requiere un proceso de socialización muy concienzudo y que su propietario tenga conocimientos de comportamiento y adiestramiento caninos

by Gtresonline

Temperamento, mentalidad y capacidad de entrenamiento del pastor alemán, unido a la fuerza, constitución física y resistencia del lobo. Así es el perro lobo checoslovaco, una raza canina relativamente nueva que se remonta a 1955, cuando se llevó a cabo un insólito experimento en los laboratorios de la antigua Checoslovaquia con el cruce de dos razas totalmente diferentes: un pastor alemán con una loba de los Cárpatos. La intención de este curioso cruce era la de perfeccionar las características de los canes que utilizaba el ejército y el resultado fue más que positivo. En 1982, el perro lobo checoslovaco recibió el título de 'raza nacional' y, casi dos décadas más tarde, en 1999, fue reconocido oficialmente por la Federación Cinológica Internacional (FCI), sin considerarse un híbrido, sino una raza más.

Bull terrier: Un perro cariñoso y juguetón con un aspecto único en el universo canino

Un perro de gran tamaño y constiución fuerte

Aparentemente, guarda infinidad de puntos en común con los lobos. Tiene un cuerpo fuerte y atlético, cubierto con un manto de pelo abundante de color gris, pudiendo ir desde el gris amarillento hasta el gris plateado. Es un animal grande, con una altura mínima a la cruz de 65 centímetros para los machos y de 60 centímetros para las hembras. El peso mínimo de los machos adultos es de 26 kilogramos, mientras que el de las hembras suele ser notablemente inferior, alrededor de los 20 kilos.

Dado que son descendientes directos de los lobos, estos canes son desconfiados y con reacciones rápidas e impulsivas, aunque suelen ser muy leales y cariñosos con sus propietarios. También son activos, enormemente curiosos e inteligentes, pero no destacan por buscar la interacción social con los humanos, poque muestra un carácter más bien tímido y reservado con los extraños. Su adiestramiento puede resultar un poco más complicado debido, precisamente, a su gran inteligencia. Es un perro que necesita entender la finalidad concreta de lo que se le pide porque, en caso contrario, se aburrirá y perderá el interés. De ahí que los expertos recomienden que las sesiones sean cortas. Un aspecto a tener en cuenta: para conseguir lo mejor de estos preciosos animales hay que emplear siempre el refuerzo positivo, nunca el castigo. 

No es un perro recomendable para principiantes

Los perros no son inmunes a las modas y esta raza, la más próxima a los lobos, es mundialmente conocida por protagonizar el filme Alpha. Sin embargo, expertos y adiestradores caninos advierten del peligro de elegir a este perro como animal de compañía, si no se tienen conocimientos sobre comportamiento canino y adiestramiento. Se deben atender correctamente sus necesidades tanto físicas como cognitivas para que el animal no se convierta en una fuente de problemas.

Antes de dar el paso de ampliar la familia, deberías saber que el perro lobo checoslovaco...

  • No es el perro más adecuado para tener en un piso. Es recomendable que este can viva en espacios amplios, situados cerca de la naturaleza. 
  • Es una raza de perro que soporta muy mal el aislamiento o estar mucho tiempo solo en casa.
  • Son independientes y, en general, no se sienten cómodos en los conocidos como 'parques caninos', en los que congrega un importante número de perros desconocidos. Además, son canes que suelen mostrar un comportamiento altamente competitivo con perros de su mismo sexo. Una vez más hay que insistir en que esta raza de perro necesita una socialización muy concienzuda. Los expertos recomiendan que se inicie a los dos meses de edad, cuando ya ha recibido las vacunas correspondientes y una mínima 'educación' de su madre. Para socializarlo no todo vale. Hay que procurar que en estos primeros momentos las experiencias sean positivas, de modo que hay que empezar por seleccionar 'sus primeras relaciones con otros perros'.
  • Necesitan grandes dosis de actividad física y también mental. Al ser una raza tan inteligente, es recomendable que resuelvan retos cognitivos frecuentemente para que no desarrollen problemas de conducta en el futuro. 
  • Si no se les mantiene motivados, pueden desarrollar conductas destructivas y destrozar objetos y mobiliario que se encuentren a su paso, ya sea en casa o en cualquier lugar donde se les deje encerrados. 

Las razas de perro con mejor salud, según el educador canino César Millán

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.