elon-musk

¿Qué es el síndrome de Asperger que ha declarado que tiene Elon Musk, el CEO de Tesla?

Es un trastorno del espectro autista que dificulta las relaciones sociales de quienes lo tienen, como el que también es director de SpaceX, Elon Musk, o la activista sueca Greta Thunberg.

por Nuria Safont

El síndrome de Aspergeral igual que el autismo, no es una enfermedad, sino un trastorno que se engloba dentro del espectro autista (TEA). Varios son los famosos que han declarado que lo tienen. Es el caso de Elon Musk, el jefe de Tesla y de SpaceX o la activista climática sueca, Greta Thunberg. Este trastorno se caracteriza por provocar dificultad para la interacción social, rutinas y conductas repetitivas en quienes lo padecen. Además, los individuos con Asperger, pueden tener peculiaridades en el habla, como un uso de un lenguaje muy formal o monótono; en los gestos o en el movimiento. Asimismo, algunos pueden destacar por sus capacidades intelectuales y otros pueden obsesionarse por temas específicos, llegando a convertirse en verdaderos maestros reconocidos por ello.

Pero, sin duda, una de las características más notorias del síndrome de Asperger es la dificultad para relacionarse con los demás. Se podría decir que algunas personas con Asperger tienen algo así como una 'ceguera emocional', ya que les cuesta interactuar con el resto del mundo. Según señaló la pediatra Ana María Rodríguez, en el marco del XXVI Congreso Nacional de la Sociedad Extrahospitalaria y Atención Primaria (SEPEAP), "las personas con este síndrome tienen una profunda falta de empatía e incapacidad para reconocer y responder a los gestos y expresiones de los demás". De hecho, pueden parecer groseros, aunque no lo hacen de mala fe, simplemente, carecen de las habilidades sociales necesarias para no herir a su entorno.

Sin embargo, a diferencia de otros TEA, no hay retraso en la adquisición del lenguaje y el coeficiente intelectual se sitúa en los límites de la normalidad. El síndrome de Asperger se puede manifestar más claramente al inicio de la edad escolar.

- Relacionado: Autismo: qué es el trastorno que le han diagnosticado al hijo de Raquel del Rosario

¿Por qué nos llama tanto la atención?

Además de la influencia del cine y la televisión, que presentan a personas con Asperger como excéntricos muy inteligentes, gran parte de la curiosidad que produce este síndrome es la propia dicotomía del trastorno, como indica la psicóloga Pilar Martín Borreguero. Algunos individuos pueden tener una inteligencia promedio o superior y avanzadas habilidades lingüísticas pero, por otro lado, presentan una discapacidad en sus relaciones sociales. De hecho, cuesta entender cómo es posible que la misma persona que es brillante en matemáticas, astronomía o lo sabe todo acerca de los pingüinos no puede entender las emociones. Pero hay que recordar que se trata de un trastorno y que algunas personas pueden sufrir por ello. 

- Relacionado: Susan Boyle confiesa que padece la enfermedad de Asperger

asperger-greta3VER GALERÍA

 

Síntomas del Asperger

A pesar de que las personas con Asperger pueden presentar un amplia variedad de síntomas, hay algunas señales que pueden hacer sospechar a los padres y tutores la presencia de este trastorno del espectro. Por ejemplo, según explica la psicóloga Pilar Martín Borreguero, las personas que lo sufren establecen rutinas o rituales específicos e inflexibles como:

  • Insisten en sentarse siempre en la misma silla, en seguir la misma ruta para ir al colegio
  • Se ordenan las pertenencias siguiendo el mismo criterio
  • Se disgustan extremadamente si se producen cambios nimios en su medio físico
  • Se crean unas rutinas fijas e inusuales, por ejemplo, dar la vuelta a la mesa antes de sentarse, emitir la misma frase al despertarse esperando una respuesta específica
  • Realizan preguntas repetitivas

Pueden, además, mostrar comportamientos específicos como:

  • Aleteo de manos
  • Balanceo repetitivo
  • Movimiento de lavado de manos
  • Retorcimiento de dedos
  • Movimientos complejos del cuerpo

O preocuparse por algunos objetos y temas

  • Fascinación por una parte específica de una persona
  • O por objetos, datos, temas, momentos de la historia, animales, etc.

- Relacionado: ¿Cómo detectar los primeros síntomas de autismo?

¿Cómo es el mundo de una persona con Asperger?

Pilar Martín Borreguero, que es autora del libro 'El síndrome de Asperger ¿excentricidad o discapacidad social?' (Alianza Editorial) para el individuo con este síndrome, el mundo social de relación con otras personas es un lugar enigmático, inextricable y, en ocasiones, hostil, construido sobre unas reglas comportamentales y unas convenciones sociales complejas, arbitrarias e ilógicas. A pesar de su alta capacidad intelectual, es incapaz de aprehender las sutilezas inherentes a las interacciones humanas, sutilezas que la mayoría de los niños asimilan intuitivamente durante la infancia.

La experta también señala que los niños y adultos con el síndrome e Asperger poseen destrezas significativas y encierran dentro de sí un gran potencial para alcanzar metas ambiciosas y logros de gran relevancia para sus vidas. Sin embargo, son también muy vulnerables a un variado rango de problemas, desde el ostracismo y las burlas por parte de otros niños en el colegio hasta, más tarde, en sus vidas, el asilamiento social y la depresión clínica.

Pilar Martín recuerda que estos problemas pueden ser evitados o aminorados en gran medida mediante la educación de los otros y la aplicación de estrategias basadas en un conocimiento adecuado del trastorno. El diagnóstico constituye, pues la llave de acceso a esta base de conocimiento.

Diagnóstico del Asperger

Al igual que en el autismo, una de las dificultades de este síndrome es el propio diagnóstico, puesto que no se posee de ninguna prueba que pueda determinar claramente que existe este trastorno. Sin embargo, la mayoría coinciden en sospechar su presencia ante estas señales:

  • Tiene dificultades para establecer contacto ocular
  • Manifiesta síntomas de retraimiento
  • Pueden no darse la vuelta cuando se les llama por su nombre
  • No muestran interés por los demás
  • Manifiesta falta de juego interactivo
  • No usan gestos para señalar o mostrar

Estas señales pueden aparecer en los primeros meses de vida o aparecer más tarde. En cualquier caso, el diagnóstico suele realizarse en dos etapas: primero es el pediatra quien puede sospechar su presencia y, más adelante, un equipo multidisciplinar, generalmente, formado por un psiquiatra, neurólogo y un terapeuta confirmarán el diagnóstico.

- Relacionado: ¿Cómo saber si mi hijo es hiperactivo?

Tratamiento

Según se señaló en el XXVI Congreso Nacional de la Sociedad Extrahospitalaria y Atención Primaria (SEPEAP), la intervención temprana intensiva en un marco educativo óptimo mejora el pronóstico de estos niños. Dado que la interacción social con otros niños es complicada suelen mostrar aislamiento y en muchos casos también presentan síntomas de ansiedad ante los cambios de sus rutinas y/o su entorno (horario, recorrido, objetos o personas que cambian de ubicación). Por ello los expertos recomiendan el inicio precoz de un programa de tratamiento multidisciplinar de base cognitivo-conductual (psicoterapia) si es necesario.

Asimismo, como puntos clave del tratamiento es importante destacar:

  • La estimulación de conductas deficitarias.
  • El apoyo psicopedagógico en la escuela.
  • La intervención psicoterapéutica con el niño.
  • La orientación psicoterapéutica a los padres.
  • El tratamiento farmacológico si precisa.

Activa las alertas de ¡HOLA MÉXICO! y entérate de todo antes que nadie.