Consejos para aliviar las piernas hinchadas

Es un problema muy frecuente en verano que provoca mucha incomodidad a quien lo padece. Estas medidas pueden ayudarte a evitarlo

Dr. Eduardo Junco


Colabora desde hace más de 20 años en la revista ¡HOLA! con artículos de divulgación y actualidad​ médica. ​En esta pequeña sección encontrarás información sobre todos los temas que afectan a nuestra salud y bienestar diarios​. Y todo ello contado con un estilo ameno, didáctico y profesional.​

Probablemente habrás notado que los pies se te hinchan más con el calor y se enrojecen. Los zapatos te aprietan más e, incluso, pueden aparece rozaduras. Se trata de un problema muy habitual, sobre todo, en edades medias y avanzadas. Es más habitual que les ocurra a las mujeres y, aunque el calor contribuye a la hinchazón, los problemas de circulación, el sobrepeso y la vida sedentaria suelen estar detrás.

Causas  de la hinchazón

Existen diferentes causas que originan este síntoma. Unas son de naturaleza leve, pero otras representan fallos de órganos o sistemas muy importantes para la salud.

Asimismo, la acumulación de líquido en los espacios intersticiales de las células y los tejidos (edema) viene condicionado por el desequilibrio entre dos presiones de los líquidos contenidos en los vasos sanguíneos y en los linfáticos: la presión hidrostática y la presión oncótica. Cuando aumenta la primera o disminuye la segunda el líquido sale al exterior y da lugar al edema.

Causas leves:

  • Actividades que exigen permanecer de pie por largos periodos de tiempo.
  • Uso de ropas ajustadas que dificultan la circulación.
  • El sobrepeso, la obesidad y la vida sedentaria. El embarazo.
  • Trastornos metabólicos y hormonales.
  • Varices y problemas circulatorios venosos y linfáticos.
  • Consumo de medicamentos como antiinflamatorios, anticonceptivos, antidepresivos, etc)

Causas graves: 

  • Insuficiencia cardiaca congestiva: aumenta la presión hidrostática.
  • Enfermedades renales y hepáticas: disminuye la presión oncótica y la hinchazón de piernas podría ser un síntoma.

Relación entre la circulación venosa y el calor

La causa de que la hinchazón de las piernas, los edemas y el cansancio y pesadez de piernas se hagan más patentes en épocas de calor se explica porque los capilares, que son la ultima estructura arteriovenosa localizada en la piel, se dilatan con el calor, retienen más cantidad de sangre, se enlentece la circulación periférica y todo ello lugar a un estancamiento que repercute, de forma general, sobre toda la circulación venosa de retorno. 

Pero podemos aplicar medidas higiénicas y dietéticas que pueden aliviarlo. 

piernasVER GALERÍA

 

Consejos para combatir las piernas cansadas

Una ducha fría. Ayuda a aliviar la sensación de pesadez y activa la circulación

Ropa cómoda. Para mejorar la circulación de la sangre, evita las prendas muy ajustadas y usa otras de tejidos que transpiren y holgados.

Medias de compresión. Hacen que la sangre circule hacia arriba, lo que contribuye a prevenir la inflamación y formación de coágulos.

No fumar. El tabaco es un tóxico y dificulta que la sangre fluya correctamente.

Cuidar la dieta. Alimentos como la sal o el azúcar pueden empeorar la hinchazón.

Camina descalza. Al menos 10 minutos al día. Alivia la presión de los zapatos y fortalece huesos y articulaciones de los pies. También mejora la circulación.

Coloca las piernas en alto y haz la bicicleta. Consigues aliviar la pesadez de las piernas, ya que activas la circulación.

Pies en frío. El agua fría estimula la circulación sanguínea.

Cosmética avanzada. Existen algunos productos de uso tópico, como cremas y geles, que pueden ayudarte a activar la circulación. No obstante, si tienes muchas varices o problemas serios, consulta antes con tu médico.

Diuréticos. En ocasiones, son aconsejables. Sin embargo, siempre deben estar prescritos por un médico. 

Más sobre: