Alimentos que te ayudan a dejar de fumar

Alimentos que te ayudan a dejar de fumar

Todos nuestros hábitos pueden ser determinantes cuando decidimos zanjar nuestra relación con el tabaco. La alimentación también es clave para que nuestro cuerpo rechace fumar y sea más fácil sobrellevar la ansiedad que probablemente sufriremos para decirle adiós a esta adicción.

by Cristina Soria

Somos lo que comemos, porque en función de nuestra alimentación y de las decisiones que tomamos consumiendo, nuestro organismo se desarrolla y evoluciona hacia un estado diferente. También en relación con la adicción al tabaco hay estudios que afirman que en función de nuestra alimentación estaremos favoreciendo o rechazando la necesidad de fumar.

En una investigación reciente de la Universidad Duke de Carolina del Norte, EE.UU, se afirma que la carne, el café el alcohol son potenciadores del sabor del tabaco. En el estudio también se recogió el listado de alimentos que empeoran el sabor del tabaco, que en su gran mayoría de origen vegetal.

Los responsables de este estudio concluyen que consumir ciertos alimentos nos hacen más dependiente del tabaco, y que por tanto debemos andar con cautela y no abusar de ellos porque, además, son precisamente los alimentos más saludables los que menos potencia el sabor del tabaco. De hecho, se ha demostrado que quienes incluyen estos vegetales en su alimentación tienen hasta tres veces más de posibilidades de dejar de fumar.

Leer: Si hueles a tabaco, estás poniendo en riesgo la salud de tus hijos y la de tus mascotas

Frutas

Parece que las frutas son buena para todos y para todo, pero lo cierto es que no dejan de sorprendernos de forma contínua con más beneficios; en este caso, relacionadas con el rechazo al tabaquismo. Por ejemplo, la vitamina C que aporta la fruta completa la deficiencia de este nutriente que genera la nicotina. Además, son diuréticas y relajantes.

FrutasVER GALERÍA

Por su especial aporte de vitamina C, son muy recomendables todos los cítricos, como la naranja, el pomelo y los kiwis. Y por su valor diurético, la piña, manzana y sandía.

Té verde

Si estás dispuesta a dejar de fumar, proponte sustituir el café por el té verde, pues su función antioxidante te resultará muy beneficiosa ya que ayuda a limpiar y depurar tu cuerpo, y este es un proceso clave para deshabituarse del tabaco. Si el té verde no te gusta, prueba otro; como sustituto del café puede servir cualquier infusión de hierbas.

Frutos secos

Reducen la ansiedad y aportan vitamina E y fibra. En concreto, las nueces y los anacardos pueden ayudarte mucho en este proceso de decir adiós al tabaco, por su alto aporte de magnesio. Puedes consumirlos crudos o tostados, pero nunca lo hagas fritos. Al masticarlos estamos bajando la ansiedad, mientras que el magnesio cumple su función como relajante natural.

Leer: Fumar no es un hábito, es una enfermedad que mata

Verduras

Con el objetivo de reparar los daños de los radicales libres del tabaco, podemos aliarnos con las zanahorias, que tienen a su vez un alto valor desintoxicante. De la misma forma, las espinacas y las calabazas tienen un alto aporte de vitamina A, indispensable para revertir los efectos del tabaco.

Espárragos y cerezas

Son un tándem detox muy original. No es común verlos juntos, pero en combinación estás fomentando la eliminación de toxinas gracias a la función diurética de ambos. Además, el sabor entre dulzón y ácido del cítrico de las cerezas conjuga muy bien con el sabor más discreto y con matiz de tierra de los espárragos.

Espárragos y cerezasVER GALERÍA

Cereales integrales

Puedes recurrir a la avena, el trigo o el arroz. También a otros productos derivados como la pasta. Cuando ingerimos carbohidratos complejos estamos provocando cierta calma en el cerebro. Sirven para relajar nuestra ansiedad y desestresar nuestra necesidad de placer inmediato.

Leer: ¿Cómo afecta el tabaco a tu pelo?