Cómo deshacerse de las manchas en el acero inoxidable

Del aceite de oliva al tradicional bicarbonato, las marcas y suciedad en este cotidiano material tienen los días contados

by Gtresonline

El acero inoxidable es, sin duda, uno de los materiales estrella de nuestros hogares. Baterías de cocina, elementos de la decoración de la casa, cuberterías e incluso joyas de acero, son algunos de los elementos de este material de los que nos servimos día a día. Sin embargo, además de su practicidad, uno de los escasos inconvenientes que poseen estos utensilios es su limpieza. Conseguir eliminar las señales, las marcas o la suciedad incrustada en los objetos de acero inoxidable se convierte, en ocasiones, en una tarea complicada. Tanto es así que muchas veces los productos específicos ideados para ello no son del todo suficientes y los trucos caseros se convierten en un efectivo complemento para lograr un acabado perfecto. Nuevamente, muchos de los productos cotidianos que se encuentran en nuestras despensas son la alternativa a la limpieza comercial que encontramos en supermercados y grandes superficies.

Limpieza con estropajoVER GALERÍA

Leer: Con estos remedios caseros, podrás conservar en perfecto estado tus objetos de piel

Agua caliente

Aunque parezca un procedimiento obvio, a priori, frotar el acero inoxidable con una esponja y agua muy caliente es un comodín para eliminar definitivamente las marcas leves en nuestros objetos de acero inoxidable. Se aconseja añadir detergente para lavar las vajillas en el caso de que este tipo de señales persistieran en este tipo de superficies.

Olla de aceroVER GALERÍA

Zumo de limón

El zumo de limón es otro de los grandes aliados en la limpieza del hogar. Sus propiedades desengrasantes lo convierten en un producto muy efectivo en la, en ocasiones, complicada tarea de la eliminación de manchas. Además de frotar el objeto en sí con el jugo de un limón es recomendable hacer uso de la propia cáscara del limón a modo de esponja. Con este sencillo gesto se logra así un extra de brillo en nuestro deteriorado utensilio. Un efecto también muy visible en elementos de cobre.

Leer: Jarabes caseros para aliviar la tos

Vinagre

Si el limón posee grandes propiedades desengrasantes, el vinagre es un efectivo desinfectante y, por ello, es otro de los productos estrella de nuestra despensa. También en la limpieza de los objetos de acero inoxidable, el vinagre (ya sea de vino o de manzana) consigue con poco esfuerzo resultados muy visibles. Con el sencillo paso de frotar la superficie con un paño de microfibra empapado en vinagre el acero inoxidable recuperará su tono, sin las incómodas manchas tan complicadas de hacer desaparecer. Las esponjas, también posee una gran efectividad junto con el vinagre. Se desaconsejan hacer uso de materiales de limpieza abrasivos como pueden ser los estropajos o cepillos de acero que rayan el acero.

Leer: Remedios caseros: el vinagre, un poderoso multiusos para el hogar

Bicarbonato

Para finalizar el repaso de productos caseros para limpiar el acero inoxidable, es inevitable no parar en el bicarbonato gracias a los múltiples usos que posee este material. Además de ser un gran aliado de la higiene y la salud, el bicarbonato también se caracteriza por su gran poder para eliminar suciedad y manchas. En el caso de metales, también consigue un efecto pulido que mejora sensiblemente la apariencia de nuestros objetos. Mezclando una cucharada sopera de bicarbonato con unas gotas de agua, obtendremos una pasta espesa que aplicaremos sobre la mancha. Tras dejar actuar media hora sobre la misma, pasaremos un trapo húmedo y tras enjuagarlo lo dejaremos secar. Un sencillo paso a paso con resultados sorprendentes.

Más sobre: