Motivos para no dejar de ir al gimnasio en Navidad

Aunque es lógico que quieras tomarte un descanso en Navidad, procura que este no se convierta en sedentarismo y en la pérdida del buen hábito de hacer deporte.

by Cristina Soria

Mantener el hábito de ir al gimnasio no resulta siempre fácil, especialmente en determinadas épocas. La Navidad, sin duda, es una de ellas, porque es un tiempo de excesos que nos invita a pensar que no pasa nada por hacer una pausa en nuestra rutina de ejercicios, y que podemos entregarnos durante unas semanas al placer de los turrones y el cava sin que nada importe. Pero lo cierto es que hay buenas razones para que no abandones el gimnasio durante este mes lleno de fiestas.

Es bueno para tu salud física y mental

La Navidad está estrechamente ligada a las largas sobremesas y a las tardes de sofá, a las largas reuniones en salones familiares o alrededor de una mesa de comedor. En este preciso momento, la rutina de ir al gimnasio será una gran aliada para tu salud que te hará sentir bien a nivel físico y mental. Te ayudará a reducir el estrés que también puede acompañar los preparativos y eventos que se suceden en estos días, hará que duermas mejor, y te permitirá mantener un espacio propio dentro de la vorágine social que acompaña a estas fechas. 

Leer: Esta es la ropa que debes usar según el deporte que practiques

Cuesta menos perder un hábito que ganarlo

Si te costó tomar la decisión de empezar a ir al gimnasio y conseguiste crear el hábito con esfuerzo y constancia, no pierdas ahora lo que has conseguido. Si quieres, puedes reducir la frecuencia con la que acudes al gimnasio durante estos días, pero no lo abandones. Y los días que vayas, busca el apoyo de aquellos compañeros que, al igual que tú, quieren seguir manteniendo el buen hábito de hacer ejercicio.

Motivos para no dejar de ir al gimnasio en NavidadVER GALERÍA

El ejercicio físico te ayuda a compensar los excesos

Seguro que ya te has propuesto no comer en exceso durante los próximos días. No queremos desanimarte y que abandones tus buenas intenciones, ni mucho menos. Es muy importante comer con cabeza, especialmente en los días clave, para que nuestro cuerpo no sufra con los excesos. Pero lo cierto es que lo inevitable es que acabemos ingiriendo más calorías de las habituales, y seguir realizando una actividad física regular nos ayudará a evitar que las grasas de  más se instalen en nuestro cuerpo.

Leer: Así influye ir al gimnasio en tu autoestima

Te ayuda a eliminar toxinas

En Navidad comemos más grasas, azúcares, alimentos salados que el resto del año. También suele aumentar el consumo de alcohol. Es decir, que nuestro cuerpo no solo recibe calorías extra, sino también numerosas toxinas que está deseando eliminar conforme llegan a él. Procura que tu alimentación sea lo más sana y equilibrada posible, para reducir las toxinas que llegan al cuerpo; y no dejes de realizar ejercicio físico, que será imprescindible para eliminarlas de manera eficaz.

Un objetivo menos para el nuevo año

Apuntarse al gimnasio es el objetivo que ocupa el primer puesto en la lista de buenos propósitos para el año nuevo. Si abandonas ahora, tendrás que volver a ponerlo en la lista. En cambio, si no dejas de ir, sabrás que tienes un objetivo cumplido de antemano. Esto, inevitablemente, hace que tu autoestima suba como la espuma y que te permitas centrarte en el siguiente buen propósito de tu lista.

No perder lo que has conseguido

Si ya llevas un tiempo haciendo ejercicio, tu cuerpo habrá cambiado a mejor. Y aunque es posible que ahora te cueste apreciar los cambios, lo normal es que se hayan producido. Si mantienes durante estas vacaciones algún tipo de rutina deportiva podrás mantener los logros que habías conseguido y no perder tono muscular.

Leer: ¿Qué es el entrenamiento invisible?

Más sobre: