Descubre los 5 secretos mejor guardados sobre las abdominales

Descubre los 5 secretos mejor guardados sobre los abdominales

Si estás dispuesta a ponerte manos a la obra para presumir de ellos, te contamos algunas cosas que deberías saber.

by Cristina Soria

Los abdominales son una de las partes del cuerpo más importantes a la hora de realizar cualquier deporte, especialmente para aquellas personas preocupadas por lucir six pack. Te contamos algunos secretos que necesitas saber para ejercitarlos correctamente y poder presumir de ellos.

No es necesario que hagas cientos de abdominales

Si pensabas que tenías que hacer un número elevado de abdominales al día tenemos una buena noticia para ti: no es necesario y además no es recomendable. Si lo haces solo conseguirás un sobreentrenamiento innecesario que pueda causarte algún tipo de lesión.

El abdomen, al igual que el resto de músculos de nuestro cuerpo, debe entrenarse atendiendo también a los tiempos de descanso. Si atendemos a la calidad del entrenamiento y no a la cantidad, obtendremos mejores resultados y ayudaremos a evitar posibles lesiones.

Leer: Respiración y abdominales: inseparables

Todos tenemos abdominales, aunque no se vean

Podría decirse que algunas personas presumen de abdominales marcadas y otras no. Si perteneces al segundo grupo no significa que no tengas un six pack, pero su visibilidad va a depender del volumen de grasa que tengas en el cuerpo y de cómo la almacenes.

La grasa de la zona central del cuerpo, tanto la superficial como la visceral, acostumbra a ser la más difícil de eliminar, por lo que puede que tengas poca grasa corporal, pero la acumules precisamente en el abdomen. Tonificar la musculatura del abdomen con los ejercicios adecuados, y un porcentaje de grasa corporal bajo, son las claves para marcar tableta.

La alimentación es más importante que hacer abdominales

Una dieta adecuada es fundamental si queremos marcar abdominales. Por muchos ejercicios específicos que hagamos, nunca marcaremos abdomen sin eliminar esa grasa de la que acabamos de hablar. 

Una dieta saludable, baja en grasas saturadas y carbohidratos refinados, pero rica en vegetales y cereales integrales, puede ayudarnos a conseguirlo. En cualquier caso, marcar abdominales como objetivo estético debe ir siempre de la mano de un objetivo de salud que nos permita estar en forma, siempre de manera responsable y saludable. Y ahí la alimentación juega un papel fundamental.

Leer: Disciplinas 'fitness' para un abdomen tonificado

No por mucho sudar marcarás abdominales

Si la cosa va de eliminar grasa, sudar no significa que lo estés consiguiendo. En realidad, cuando sudamos lo único que estamos haciendo es eliminar agua y sales minerales con el objetivo de refrigerar nuestro cuerpo. Pero el sudor no contiene grasa, y el agua que hemos perdido con él la recuperaremos en cuanto volvamos a ingerir líquidos.

Por eso no es necesario que pongas tu atención en cuánto sudas, ya que no influye en las grasas que eliminas. Así que no te abrigues más de lo necesario ni recurras a trucos innecesarios, aunque típicos, como envolver tu abdomen con papel film.

Si tonificas los abdominales, se beneficia todo tu cuerpo

Un abdomen tonificado es mucho más que una cuestión estética. Por un lado, una pared abdominal fuerte se traduce en más fuerza motora, ya que la mayoría de movimientos que realizamos tiene su origen en el abdomen o requieren de su intervención. También se fortalece el tronco, protegiendo nuestra espalda y zona lumbar. Además, el trabajo abdominal es beneficioso para nuestro tránsito digestivo, ya que se agiliza la asimilación y eliminación de los restos orgánicos.

Leer: Errores que te impiden tener un vientre plano