flora-intestinal-grasa

Día Mundial Cáncer de Colon

Test de Salud: Pon a prueba tus conocimientos sobre el cáncer de colon

Es una enfermedad que, detectada a tiempo, es curable en un alto porcentaje de los casos, por eso es necesario conocer sus síntomas y no saltarse los métodos de detección precoz, así como seguir las recomendaciones para prevenirlo.

por Nuria Safont
 
 

El cáncer colorrectal es el tumor que más nuevos casos ha provocado entre la población española en 2017, según datos de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM).  Todo ello "se pueden asociar con el aumento del sedentarismo, la obesidad y el consumo de alimentos procesados y edulcorados en España”, nos explican expertos de MD Anderson Cancer Center Madrid.

El 90% de los casos de cáncer colorrectal se presenta en personas mayores de 50 años. El diagnóstico precoz, entre las mujeres y los hombres de 50 a 69 años sin antecedentes personales o familiares de cáncer, se realiza recogiendo una pequeña muestra de heces, que posteriormente se analizará para saber si hay sangre no visible a simple vista. Sin embargo, la ausencia de síntomas en las fases precoces de su desarrollo es el motivo por el que muchos pacientes no consultan hasta que la enfermedad se encuentra ya en estadios avanzados.

- Leer también: Cáncer de colon: cómo prevenirlo a través de la dieta

Síntomas del cáncer de colon 

Como decíamos, el cáncer de colon no se detecta en fases iniciales porque no suele dar síntomas evidentes. Sin embargo, sí se puede realizar un diagnóstico precoz gracias a varias pruebas que permiten sospechar de su presencia, el análisis de sangre en las heces y la colonoscopia o cápsula endoscópica. La mayoría de los cánceres de colon comienzan como un pólipo, una pequeña masa no cancerosa en la pared del colon que puede aumentar de tamaño y transformarse en un cáncer. Conforme crecen los pólipos, pueden sangrar u obstruir el intestino. Es ahí donde estas pruebas de detección precoz juegan un papel fundamental, ya que pueden extirpar estos pólipos antes de que sen conviertan en cáncer. 

En cualquier caso, las señales de alerta del cáncer de colon son: 

  • Dolor abdominal
  • Cambios en el ritmo intestinal 
  • Pérdida de apetito 
  • Pérdida de peso 
  • Sangre en las heces 

En cuanto al tratamiento suele abordarse de diferentes maneras: cirugía, radioterapia y quimioterapia. En algunos casos, puede utilizarse la inmunoterapia, un tratamiento que utiliza determinados fármacos capaces de estimular el sistema inmunológico del propio paciente para que ataque al tumor. Hay que recordar, además, que si se detecta a tiempo puede curarse en el 90% de los casos, por lo que el diagnóstico precoz es fundamental. 

- Leer también: Síntomas y prevención del cáncer de colon, la enfermedad por la que murió Pau Donés

Apuesta por la prevención

A pesar de la alta incidencia que presenta, este cáncer destaca por su gran capacidad de prevención al estar relacionado con factores externos (como la alimentación o la actividad física), y por poder eliminar en gran medida lesiones precursoras fácilmente detectables. De hecho, adoptar una dieta y un estilo de vida saludable permite reducir un 70% el riesgo de sufrir cáncer colorrectal. Estas son las recomendaciones de la Federación Española de Aparato Digestivo (FEAD) 

Medidas preventivas contra el cáncer en el Aparato Digestivo

  • Evitar el consumo de tabaco: al dejar de fumar, el aumento en el riesgo del cáncer inducido por fumar desaparece. La ventaja es evidente en el plazo de 5 años y es más marcado con el paso del tiempo.
  • Dieta saludable y evitar la obesidad: Es conveniente consumir diariamente verduras y frutas, limitar el consumo de alimentos que contienen grasa de origen animal (a excepción del pescado), de productos lácteos y otros derivados de las grasas (particularmente ácidos grasos saturados), limitar los alimentos hipercalóricos (ricos en azúcar o grasa) y las bebidas azucaradas, evitar la carne procesada y limitar el consumo de carne roja y de alimentos con mucha sal.
  • Realizar ejercicio físico diariamente: Muchos estudios constatan que la actividad física regular está asociada con una reducción en el riesgo del cáncer de colon.
  • Moderar el consumo de alcohol: Existen evidencias de que el consumo de alcohol aumenta el riesgo del carcinoma de células escamosas del esófago y de que el riesgo del cáncer de esófago se reduce un 60% a los 10 años o más después de dejar de beber. Beber alcohol también se asocia fuertemente al riesgo de cáncer de hígado a través del desarrollo de cirrosis hepática. Y también se ha apreciado una correlación lineal con la cantidad de alcohol consumida y un riesgo elevado cáncer colorrectal.
  • Cribado y vacunación: Existe evidencia de que el cribado del cáncer colorrectal en población de riesgo medio, con prueba de sangre oculta en heces anual o bienal o colonoscopia cada 10 años, disminuye la incidencia y la mortalidad por esta neoplasia.

- Leer también: Señales por las que tienes que ir al médico

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.