Vasijas decoradas con pintura

DIY

Pinta piezas de cristal y dales un sorprendente 'efecto cerámica'

Un proyecto DIY original y decorativo con el que le darás nueva vida a jarrones y botellas

por Mónica Corredera

Jarrones de cristal, floreros altos y esbeltos, botellas que quieras reutilizar... Cualquier pieza de vidrio te vendrá de maravilla para realizar este proyecto DIY tan original que hemos visto en el blog de Sra. Cricket. Podrás darles a todos esos objetos una segunda oportunidad decorativa. La clave está en convertir el cristal en barro cocido: una tarea muy fácil con la que se consiguen resultados sorprendentes.

Leer: ¿Te apasiona el DIY? Trucos para organizar el rincón de las manualidades en casa

Cómo pintar sobre superficies de cristal

Pintar cristal no siempre es una tarea fácil. Se trata de una superficie no porosa, lo que dificulta que la pintura se adhiera adecuadamente. Por eso es importante elegir bien los productos y tener unas nociones básicas sobre el tratamiento de este material. Aquí tienes algunos trucos sencillos que te ayudarán.

  • Siempre que tengas que pintar una pieza de cristal, asegúrate de que está bien limpia y libre de grasa antes de comenzar el trabajo. Para ello basta con que la friegues con agua y jabón y la dejes secar por completo.
  • Elige bien los productos que vas a usar. Hay diferentes pinturas específicas para cristal, aunque puedes usar pintura acrílica para lograr un efecto mate. Puedes mejorar la adherencia del cristal aplicando previamente una imprimación para vidrio. Esto no siempre es necesario. La pintura de tiza o chalk paint, por ejemplo, se adhiere sin problemas.

Leer: Descubre cómo blanquear la madera para renovar tus muebles

Convertir el vidrio en cerámica: los materiales que necesitas

Reúne todas las piezas de cristal que tengas por casa para pintarlas, siempre que te guste su forma o sean de el tamaño adecuado. Si empiezas ahora mismo a guardar todos aquellos envases de vidrio que ya no necesitas en poco tiempo tendrás un buen grupo para empezar a experimentar con esta técnica. Además de los objetos de cristal que vas a convertir en “cerámica”, te harán falta los siguientes materiales:

  • Pinturas acrílicas. Utiliza colores suaves como los del barro cocido: blanco hueso, terracota, marrón, naranja, etc.
  • Brochas planas de diferentes tamaños
  • Levadura de repostería en polvo o bicarbonato sódico

Una técnica versátil

Lo primero que tienes que saber es que esta técnica de pintura no solo es apta para envases de cristal, sino que puede realizarse sobre piezas de otros materiales como, por ejemplo, la loza. Es, por ejemplo, una gran idea para cambiar por completo el aspecto de un jarrón que ya no te gusta y darle una apariencia nueva.

El secreto de la técnica está en hacer que la pintura quede con una textura mucho más gruesa, lo que se consigue añadiendo levadura de repostería o bicarbonato. La pintura acrílica transformada con la levadura o el bicarbonato nos ayudará a conseguir un acabado totalmente mate sobre el vidrio, perfecto para imitar es aspecto de la terracota o el barro cocido.

A la hora de elegir los colores, puedes mezclar las pinturas (siempre que todas sean acrílicas o al agua) para lograr los tonos que necesitas: terracota, ocres, marrones, rojizos, anaranjados, etc. La clave está en probar hasta conseguir los colores similares al barro cocido. Ya sabes que puede tener muchos matices diferentes.

Manos a la obra

PASO 1. El primer paso consiste en mezclar la pintura acrílica con levadura o bicarbonato. Si añades levadura bastará con que pongas poca cantidad. En unos pocos segundos verás como la pintura comienza a burbujear y va endureciéndose y tomando más consistencia.

PASO 2. Si prefieres utilizar bicarbonato de sodio será necesario que pongas mucha más cantidad para lograr el mismo resultado, casi la misma que de pintura. Ve añadiendo poco a poco el bicarbonato y remueve hasta lograr una mezcla homogénea.

PASO 3. Comienza a pintar la vasija de cristal con una brocha plana del tamaño adecuado, dando pinceladas en horizontal y en vertical. Verás que la textura gruesa de la pintura cubre completamente la superficie de vidrio. Deja secar unas dos horas antes de dar la segunda capa.

Un consejo: tapa muy bien la pintura mientras esperas a que la pieza se seque para que no se estropee.

 Leer: Decora un aparador con pintura y plantillas de estarcido

PASO 4. Aunque la cobertura de la pintura es muy buena, no está de más aplicar una segunda capa para eliminar posibles líneas transparentes que hayan podido quedar en el cristal. Como es un material no poroso ofrece poca adherencia a la pintura. Pon especial atención a la hora de pintar la boca de la vasija. Si es posible introduce la brocha para pintar el interior. Así el efecto será más real.

Leer: Cómo decapar un mueble de madera antes de restaurarlo

Un truco: Si te arrepientes o no te gusta el efecto conseguido, puedes volver atrás colocando la vasija bajo el grifo del agua caliente para eliminar la pintura.

Idea de decoración: Una vez hayas pintado tus piezas de cristal y las hayas transformado en vasijas de barro, puedes crear un conjunto de lo más decorativo en cualquier rincón de tu casa. Colócalas solas o adórnalas con flores secas o ramas que encuentres en el campo.

Activa las alertas de ¡HOLA MÉXICO! y entérate de todo antes que nadie.