Aprovecha lo que tienes y atrévete a crear tus propios adornos navideños

Plan de ahorro para decorar tu casa en Navidad

Con las Fiestas a la vuelta de la esquina y el gasto que la Navidad supone, hay varias cosas que puedes hacer para ahorrar

by Gtresonline

Dice el dicho que "quien guarda halla" y si el año pasado guardaste todo correctamente es muy probable que todo lo que compraste siga siendo útil para que vistas tu casa de Navidad. Aunque los escaparates hayan empezado a inundarse de adornos irresistibles que, posiblemente, pueden incluso llegar a parecerte más bonitos que los que ya tienes, debes evitar caer en la tentación hasta haber revisado lo que guardaste el enero pasado. 
Abre la caja en la que tienes guardados todas las bolas, luces y guirnaldas y somételas a un examen objetivo. Si están en buen estado puedes darles una nueva oportunidad o, incluso, customizarlas para conseguir un toque diferente. 

Crea tus propios adornos

La Navidad no tiene por qué estar inundada de colores vistosos. Crear tus propios adornos con materiales naturales como puedan ser piñas, ramas, hojas, papel o un cordel de yute puede dar un aspecto mucho más cálido de lo que te imaginas a las estancias que quieras decorar. 
Además del ahorro, fabricar tus propios adornos puede ser un plan perfecto para un fin de semana casero. Además, con esta actividad los más pequeños de la familia pueden dar rienda suelta a su imaginación a la vez que aprenden a dar valor al trabajo artesanal y a reciclar y reutilizar materiales.

Apuesta por la sencillez y el reciclaje

Elige una gama de tonalidades, blanco, dorado y color madera, por ejemplo. Con solo dos botes de pintura de manualidades, un carrete de cuerda natural, papel y hojas secas recogidas en cualquier parque puedes crear tus propias decoraciones para el árbol de Navidad o, incluso, centros de mesa para las cenas más especiales. 

Planifica lo que de verdad te hace falta

Para conseguir una armonía en la decoración navideña de tu hogar y no derrochar en cosas innecesarias debes pensar en lo que de verdad te hace falta y encaja con lo que ya tienes. Es decir, si tienes tres adornos de duendecillos grises y rojos y te gustaría tener algo más que colgar en el árbol, busca objetos que peguen y que no te hagan relegar lo que ya habías comprado con anterioridad.

Aprovecha el Black Friday

La Navidad también está para darse caprichos, pero incluso esto lo puedes hacer con cabeza. No dejes para última hora la revisión de tu decoración navideña y hazlo cuanto antes para así poder aprovechar el día de descuentos por excelencia. El Black Friday ya está aquí y gracias a las rebajas que la mayoría de los comercios ofrecen durante este día podrás renovar lo que necesites por un precio mucho más bajo que en los días posteriores.