portada-adobe

Aprende a preparar los 'nuggets' más ricos (y caseros) que jamás has probado

Los hemos adoptado como nuestros y a menudo los compramos en versiones comerciales. Pero, ¿por qué no preparar de una forma casera y natural los 'nuggets' más ricos que jamás has probado? Los hay de pollo, sí, pero no solamente

by Susana Baticón

Se trata una de las comidas preferidas de la gran mayoría de los más pequeños de la casa. Comparten los primeros puestos entre sus preferencias con hamburguesaspizzas y otras especialidades de la considerada como fast food Por eso queremos animarte, si es que no lo haces todavía, a que prepares unos deliciosos nuggets caseros, controlando tú los ingredientes que les echas y alternando la fritura con el horno, que son los dos modos principales de cocinarlos.

Cuando pensamos en estas piezas rebozadas que, como te decimos, se fríen u hornean, siempre se nos viene el pollo a la cabeza pues es el ingrediente de la receta americana original. No suelen estar asociadas a algo demasiado saludable ya que las versiones industriales adolecen de exceso de grasa, sal, azúcar y aditivos, pero la buena noticia es que puedes hacer nuggets de manera artesana con pollo u otros ingredientes naturales y que cambie el cuento.

Qué ingredientes llevan los nuggets caseros

Pues en un principio, tan solo es necesario el ingrediente principal, esto es pollo pasado por la picadora, opcionalmente y al gusto, algunas especias y/o hierbas aromáticas y sal. Y la masa será más jugosa si añades queso crema o un poco de pan de molde remojado en leche o, si eres intolerante a la lactosa, en cualquier bebida vegetal.

Una vez que tienes la masa preparada, hay que darle la forma de nuggets (redonditos, alargados, más o menos gruesos...), pasarlos por harina, huevo batido y pan rallado. Si quieres empanados diferentes prueba a utilizar cornflakes, panko, copos de avena, arroz inflado, polvo de kikos...

Cómo cocinar los nuggets

La manera tradicional de cocinarlos es, una vez que los tienes empanados, freírlos en aceite caliente hasta dorarlos y luego secarlos con papel de cocina. Pero una alternativa mucho más saludable, y ligera, es terminarlos en el horno durante unos 20-25 minutos a 180 grados de temperatura con calor por arriba y por abajo.

Salsas ideales para acompañar unos nuggets

Le van bien una amplísima gama de salsas para 'mojar', porque lo suyo es acompañar siempre tus nuggets con alguna y convertirlos en un bocado mucho más jugoso. Desde una mahonesa o un kétchup, pasando por una salsa de mostaza o una de queso cheddar, una tártara, una barbacoa o un alioli, ¡elige la que más te apetezca! Y procura, ya que estás, hacerlas también de forma casera y huir de las salsas comerciales.

De pollo pero no solamente

La misma fórmula, o parecida, que usas para hacer nuggets de pollo es aplicable a otros ingredientes como pescados, mariscos, verduras o legumbres. Nosotros te presentamos 3 maneras distintas de preparar este clásico de la cocina norteamericana, todos en versión casera.

Paso a paso: nuggets crujientes de pollo

La peculiaridad de esta elaboración de nuggets es que son naturales y algo más saludables y bajos en calorías porque en lugar de freírlos, los cocinamos en el horno.

Nuggets crujientes de polloVER RECETA

Paso a paso: nuggets de pescado con mayonesa al ajo

Sustituimos el pollo de los nuggets originales por pescado blanco (merluza, rape, congrio...), que mezclamos con un poco de queso crema y pan de molde remojado en leche, les damos forma, empanamos y freímos.

Nuggets de pescado con mayonesa al ajoVER RECETA

Paso a paso: nuggets de zanahoria y chirivía con salsa de yogur

Esta versión, además de frita, es vegetal y muy especiada pues a la masa, que lleva zanahoria y chirivía cocidas, le ponemos ajo, cúrcuma y comino. Servimos estos nuggets con una salsa de yogur.

Nuggets de zanahoria y chirivía con salsa de yogurVER RECETA

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.