Carne asada y cortada

Consejos para asar la carne al horno y conseguir que quede perfecta

¿Cuáles son los tiempos de cocinado en función de cada pieza?, ¿cuándo se le añade la sal?, ¿cómo conseguir que esté crujiente por fuera pero jugosa en el interior? Sigue leyendo y nunca más tendrás dudas

by Susana Baticón

Nos gusta mucho el horno porque permite hacer platos deliciosos, con una técnica que es más sencilla y saludable que muchas otras. El asado es ideal para preparar infinidad de productos y este electrodoméstico -nos referimos al convencional que todos tenemos en casa- es el comodín perfecto para elaborar las recetas más suculentas y variadas. Pescados, verduras, pollo, caza... y, por supuesto, carnes, quedan de cine tras pasar por un tiempo y una temperatura concretos de horneado, con su sazonado, marinado y acompañamiento correspondientes.

En ¡HOLA! Cocina somos muy partidarios de la cocina al horno. Te hemos contado cómo sacarle el máximo partido y cómo conseguir los mejores resultados para pescados, verduras rellenas, pollo, cordero y, claro, esos postres con masas que necesitan crecer y cocinarse por efecto de su calor. Hoy le toca el turno a la carne de vacuno y de cerdo, y para lograr que te salga de 10, te contamos algunos consejos y trucos para dejarla en su punto: tierna y jugosa.

Carne al horno paso a paso

  • Cuando vayas a comprar, opta por piezas de calidad grandes y jugosas (mejor si tienen algo de grasa infiltrada o están recubiertas por una capa de grasa). De la ternera las partes idóneas para asar son babilla, contra, lomo, solomillo y espaldilla; del buey y de la vaca se recomienda utilizar piezas como el redondo, el solomillo y el lomo, la cadera, la espaldilla, la tapa y la contra y del cerdo son recomendables la paletilla, la presa ibérica, la pierna, el lomo o el costillar -sin olvidarnos del cochinillo-
  • Si vas a preparar piezas enteras -que son las que mejor quedan en el horno-, ata bien la carne con bramante para que no se salgan los jugos y mantenga su forma. Un buen truco para que quede dorada por fuera y jugosa por dentro es soasar y sellar la carne en aceite o manteca unos 10 minutos a temperatura fuerte
  • Respeta siempre las temperaturas y tiempos de cocción para cada pieza y precalienta el horno (ve probando y ajustando ya que dependen del horno de cada casa, no todos son iguales)
  • Una buena referencia es para una pieza de un kilo y medio asarla a 180 grados durante 45 minutos pero si quieres que quede rosada por dentro y más jugosa, déjala 2 horas y media a 120 grados. Se recomienda no marcar temperaturas muy altas, que contraen las fibras y dejan la carne más dura (la carne de cerdo soporta temperaturas más altas que la de vacuno)
  • Comienza asando las piezas a alta temperatura, para tostar la superficie exterior que aportará más sabor y luego bájala para que la carne mantenga su humedad y esté más jugosa

  • Da 1 ó 2 veces la vuelta a la pieza de carne con el fin de que se cocine de manera uniforme por todos sus lados
  • La sal se añade al final, excepto en el cerdo, que se añade al principio
  • Rocía o 'pinta' la carne con el jugo que va soltando mientras se asa para que no se seque y no dejes que se queme la bandeja, pues después amargaría el sabor final
  • Especias y hierbas aromáticas son grandes aliadas para aromatizar la carne que vayas a asar y marinar previamente la carne es otra forma de que quede blanda después de hornearla así como untarla con manteca o una salsa -como mostaza- y lograr que se forme una costra que ayuda a retener más jugos

  • Puedes incorporar junto a la carne cebollas, chalotas, patatas y todo tipo de verduras aunque es más recomendable prepararlas a parte y luego servirlas con la carne (tienen distintos tiempos de cocción y temperaturas)
  • Para aportar mayor jugosidad y sabor, riega con vino u otros alcoholes y agrega un poco de agua o de caldo
  • Deja reposar la carne una vez que la hayas asado. Puedes envolverla en papel de aluminio y esperar 15 minutos antes de servirla
  • Corta la pieza en medallones de forma perpendicular a la fibra para que se mantengan enteros y no se desmoronen
  • La carne asada es ideal para servirla con salsa ya que le aportará también jugosidad y puedes utilizar los jugos que ha soltado en el horno para prepararla. Otra opción es ponerle de guarnición puré de frutas y/o verduras

3 recetas de carne asada

Te animamos a que apliques estos consejos cada vez que prepares carne al horno. Y como no hay nada mejor que la práctica, te dejamos 3 recetas ¡y a cocinar!

Paso a paso: lomo de ternera asado a las hierbas

Elegimos un lomo de ternera para poner en práctica algunos consejos anteriores para asarlo en el horno y que quede de 10.

Lomo de ternera asado a las hierbasVER RECETA

Paso a paso: solomillo de cerdo asado con jamón serrano

Una receta para hacer con solomillo de cerdo. Le aportamos más jugosidad recubriendo la pieza con lonchas de jamón serrano.

Solomillo de cerdo asado con jamón serranoVER RECETA

Paso a paso: lomo de buey asado con salsa de arándanos

Prueba con el lomo de buey para seguir poniendo en práctica esta técnica. Lo vamos a acompañar con una salsa de arándanos.

Lomo de buey asado con salsa de arándanosVER RECETA

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.