Zumo 'detox' de remolacha y jengibre

Dificultad: Fácil

Tiempo de elaboración: 10 minutos

Número de comensales: 2

Tipo de receta: Vegetariana

Autor: ¡Hola! Cocina

Los zumos 'detox' son buenos para introducirlos en tu día a día. Este zumo de remolacha y jengibre es perfecto para aprovechar todas las propiedades de la remolacha, rica en hierro, vitaminas y nitratos de origen natural que ayudan a disminuir la presión arterial. Por su parte, el jengibre, es una raíz con unas propiedades fantásticas para nuestro organismo, es una enorme fuente de vitaminas y minerales que nos ayuda a sentir mejor ya que facilita la digestión y refuerza nuestro sistema inmunológico. Este zumo es perfecto para tomarlo en ayunas, o acompañando tu desayuno o, incluso, en la merienda. ¿A qué esperas para prepararlo?

portada_zumos_detox

Dificultad: Fácil

Tiempo de elaboración: y 10 minutos 10 minutos

Número de comensales: 2

Tipo de receta: Vegetariana

Autor: ¡Hola! Cocina

Los zumos 'detox' son buenos para introducirlos en tu día a día. Este zumo de remolacha y jengibre es perfecto para aprovechar todas las propiedades de la remolacha, rica en hierro, vitaminas y nitratos de origen natural que ayudan a disminuir la presión arterial. Por su parte, el jengibre, es una raíz con unas propiedades fantásticas para nuestro organismo, es una enorme fuente de vitaminas y minerales que nos ayuda a sentir mejor ya que facilita la digestión y refuerza nuestro sistema inmunológico. Este zumo es perfecto para tomarlo en ayunas, o acompañando tu desayuno o, incluso, en la merienda. ¿A qué esperas para prepararlo?

Ingredientes

  • 1 Remolacha pequeña
  • 1 rodaja jengibre fresco
  • 1 Manzana
  • 1/2 Pepino
  • 1 puñado moras
  • Menta

Preparación

  • Lava, pela y corta la remolacha, el jengibre y el pepino en trozos no muy grandes para que te quepan en la licuadora o en el procesador de alimentos sin problema.
  • Lava y corta la manzana, manteniendo la piel que nos aportará fibra.
  • Lava las moras y las hojas de menta.
  • Pasa todos los ingredientes por la licuadora o tu robot de cocina y sirve con una rodaja de jengibre y unas hojitas de menta. Si lo quieres más fresquito puedes añadirle unos cubitos de hielo. O mejor todavía, una vez que lo prepares, haz cubitos de hielo con el propio zumo y cuando lo vayas a servir utilízalos para enfriarlo, así no se aguará y estará súper rico y súper fresquito.