Rollos de canela con calabaza

Dificultad: Media

Tiempo de elaboración: 2 horas y 30 minutos

Número de comensales: 8

Autor: Patricia Calzado

Los rollos de canela son un bocado perfecto para un desayuno o merienda. La calabaza nos va a ayudar a hacer una miga más tierna y jugosa que hará de estos rollos un pequeño placer para nuestro paladar.

rollos-canela-calabaza

Dificultad: Media

Tiempo de elaboración: 2 horas y 30 minutos

Número de comensales: 8

Autor: Patricia Calzado

Los rollos de canela son un bocado perfecto para un desayuno o merienda. La calabaza nos va a ayudar a hacer una miga más tierna y jugosa que hará de estos rollos un pequeño placer para nuestro paladar.

Ingredientes

Para la masa

  • 120 g calabaza pelada y cocida
  • 80 ml leche
  • 30 g mantequilla
  • 300 g harina de fuerza
  • 30 g azúcar blanco
  • 1 sobre levadura liofilizada o 5 gr de levadura fresca
  • 1 cucharadita nuez moscada
  • 1 unidad huevo
  • Aceite de girasol
  • Agua

Para el relleno

  • 100 g azúcar moreno
  • 45 g mantequilla
  • 1/2 cucharadita clavo molido
  • 1/2 cucharadita nuez moscada
  • 1 pizca pimienta negra

Preparación

  • Si la calabaza no está cocida, podemos cortarla en trozos y la ponemos en un recipiente apto para microondas tapada 4 min a máxima potencia o hasta que esté tierna. Machacamos con un tenedor y reservamos.
  • Ponemos un cazo a fuego bajo con la leche y la mantequilla hasta que esté derretida.
  • Cuando la mezcla esté tibia, a unos 25º aproximadamente, desleímos la levadura con la ayuda de una cucharita. Es importante que esté tibia, pues si no, mataremos la levadura y la masa no subirá.
  • En un bol grande añadimos el puré de calabaza, azúcar, nuez moscada y la pizca de sal.
  • Removemos con unas varillas hasta mezclar todo.
  • Añadimos la mezcla de leche, mantequilla y levadura que teníamos fermentando.
  • Batimos el huevo y lo añadimos a la mezcla anterior.
  • Mezclamos todo enérgicamente y cuando esté homogéneo vamos añadiendo la harina poco a poco.
  • Si nos cuesta podemos continuar con la ayuda de una espátula o sacarlo del bol y trabajar en la encimera.
  • Para ello, enharinamos la superficie donde vamos a trabajar y ponemos la masa para proceder a su amasado.
  • Estiramos la masa y la plegamos sobre sí misma, giramos 90 grados y volvemos a hacer lo mismo durante 10 minutos o hasta obtener una masa uniforme.
  • Dejamos reposar la masa en un bol previamente untado de aceite y cubrimos con un papel film en contacto con la masa para que no salga costra, en un sitio cálido durante 1 h 30 min o doble su volumen.
  • En un recipiente apto para microondas, derretimos la mantequilla durante 1 min y le añadimos el azúcar y las especias del relleno. Mezclamos todo y reservamos.
  • Cuando la masa haya duplicado su volumen, la sacamos del bol y trabajamos en una superficie untada con aceite.
  • No queremos que la masa coja más harina de la necesaria pues eso haría una masa más pesada y menos esponjosa, por eso vamos a trabajar con aceite.
  • Al ser una masa pegajosa también nos untamos las manos para trabajarla mejor.
  • Estiramos la masa dándole forma rectangular y apretando con los nudillos para desgasificarla y volvemos a plegarla haciendo una bola.
  • Con la ayuda de un rodillo estiramos la masa de nuevo en forma de rectángulo de unos 2 cm de grosor.
  • Pintamos la superficie de la masa con la mezcla de mantequilla y especias que habíamos reservado.
  • Enrollamos la masa por el extremo largo y dejamos algo de holgura pues crecerán después un poco más.
  • Humedecemos el borde para poder pegar bien la masa y que no se abran nuestros rollos durante el horneado.
  • Con un cuchillo bien afilado cortamos los rollos intentando no deformarlos mucho.
  • Los vamos poniendo en un molde, que previamente hemos untado con mantequilla y espolvoreado harina, con una distancia de 2-3 cm entre ellos.
  • Tapamos con un paño y los volvemos a dejar levar en un lugar cálido durante 45 min o hasta que veamos que han vuelto a duplicar su volumen.
  • Precalentar el horno a 190º.
  • Cuando veamos que la masa esté lista la metemos en el horno durante 25 minutos a una altura media.
  • Sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla con los rollos dentro del molde.

Truco

  • Estos rollos se pueden congelar perfectamente envueltos en papel film y después con papel de aluminio. Para descongelarlos solo hay que sacarlos la noche anterior y meter en el microondas unos 15 segundos y estarán como recién hechos.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.