Pan integral con cerveza negra y dátiles

Dificultad: Fácil

Tiempo de elaboración: 2 horas y 50 minutos

Número de raciones: 12

Autor: ¡HOLA! Cocina

Estamos ante un esponjoso pan de molde con un delicioso toque dulce que hará que nuestras tostadas de por la mañana sean nuestra comida favorita. Además, es perfecto para combinar con cualquier queso cremoso y apto para realizarse en TM5 o TM31.

pan-integral-cerveza-negra

Dificultad: Fácil

Tiempo de elaboración: 2 horas y 50 minutos

Número de raciones: 12

Autor: ¡HOLA! Cocina

Estamos ante un esponjoso pan de molde con un delicioso toque dulce que hará que nuestras tostadas de por la mañana sean nuestra comida favorita. Además, es perfecto para combinar con cualquier queso cremoso y apto para realizarse en TM5 o TM31.

Ingredientes

  • 120 g dátiles sin hueso
  • 150 g cerveza negra
  • 150 g agua mineral
  • 2 cs melaza de cebada malteada o de melaza de caña
  • 50 g aceite de oliva virgen extra (y un poco más para pintar el pan de molde)
  • 30 g levadura fresca prensada
  • 30 g harina de trigo integral
  • 50 g harina de espelta
  • 100 g harina de fuerza (y un poco más para espolvorear)
  • 10 g sal
  • 1 cucharada semillas de sésamo blanco

Preparación

  • Ponemos los dátiles en el vaso y troceamos 15 seg/vel 6. Retiramos del vaso y reservamos.
  • Ponemos en el vaso la cerveza negra, el agua, la melaza, el aceite de oliva virgen extra y la levadura. Calentamos 1 min/37ºC/vel 2.
  • Agregamos las harinas y la sal. Mezclamos 30 seg/vel 6. Después amasamos Función Amasar/ 3 min y dejamos que la masa repose 45 minutos, hasta que consiga doblar su tamaño.
  • Con la espátula, bajamos un poco la masa y añadimos los dátiles al vaso.
  • Programamos Función Amasar/ 1 min y retiramos la masa del vaso, depositándola en una superficie lisa enharinada, amasando ligeramente con un rodillo.
  • Pincelamos con aceite de oliva un molde rectangular, colocamos la masa en su interior y pincelamos de nuevo, esta vez la masa. Espolvoreamos las semillas de sésamo y dejamos, de nuevo, que doble su volumen mientras reposa en un lugar en el que evitemos posibles corrientes de aire.
  • Precalentamos el horno a 220 ºC.
  • Transcurrido el tiempo de reposo, horneamos durante 10 minutos a esa temperatura, bajándola después a los 200 ºC y dejando que se haga durante 20 minutos más.
  • Retiramos, dejamos que se enfríe y desmoldamos para que repose sobre una rejilla y no se humedezca demasiado.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.