Huevos benedict o huevos benedictine

Dificultad: Fácil

Tiempo de elaboración: 30 minutos

Número de comensales: 2

Autor: ¡Hola! Cocina

Los huevos benedict o huevos benedictine nacieron como remedio contra la resaca, aunque su autoría está disputada. La explicación más extendida apunta a que fue el famoso broker de Wall Street, Lemuel Benedict, quien-tras una noche de juerga- pidió una tostada con huevos escalfados, bacón y salsa holandesa para desayunar en el restaurante del hotel Waldorf Astoria. El maître incorporó la receta a la carta con el nombre del cliente.

huevos-benedict-o-benedictine

Dificultad: Fácil

Tiempo de elaboración: y 30 minutos 30 minutos

Número de comensales: 2

Autor: ¡Hola! Cocina

Los huevos benedict o huevos benedictine nacieron como remedio contra la resaca, aunque su autoría está disputada. La explicación más extendida apunta a que fue el famoso broker de Wall Street, Lemuel Benedict, quien-tras una noche de juerga- pidió una tostada con huevos escalfados, bacón y salsa holandesa para desayunar en el restaurante del hotel Waldorf Astoria. El maître incorporó la receta a la carta con el nombre del cliente.

Ingredientes

  • 2 ud huevos
  • 1 Aguacate
  • 4 lonchas bacón
  • 1 Pan de mollete
  • Sal
  • Pimienta negra

Para la salsa holandesa:

  • 1 Yemas de huevo
  • 100 g mantequilla
  • 1 cucharada vinagre de jerez
  • Sal
  • Pimienta negra

Preparación

  • Para hacer estos huevos benedict o huevos benedictine, comenzaremos por el pan. Abrimos el pan de mollete por la mitad y lo tostamos en la tostadora o en el grill. Reservamos.
  • Colocamos las lonchas de bacón en una sartén sin una gota de aceite y cocinamos a fuego medio por los dos lados hasta que estén tostaditas y un poco crujientes. Apartamos a un papel absorbente.
  • Ponemos un cuadrado de buen tamaño de papel film en una taza, lo pintamos con una gotita de aceite de oliva y cascamos un huevo dentro. Ponemos a punto de sal y pimienta negra y cerramos bien el saquito, sacando el aire de dentro y cerrando con un nudo.
  • Acercamos un cazo con agua al fuego y, cuando rompa a hervir, introducimos los saquitos y cocinamos durante 4 minutos. Pasado este tiempo sacamos y reservamos.

La salsa holandesa:

  • Acercamos un cazo al fuego con el vinagre y dejamos reducir durante unos minutos. Apartamos del fuego y dejamos enfriar un poco.
  • Añadimos la yema de huevo y mezclamos bien con unas varillas.
  • Colocamos el cazo al baño María y vamos añadiendo poco a poco la mantequilla en pomada partida en daditos, sin parar de remover con las varillas, hasta que la salsa esté bien ligada. En ese momento salpimentamos al gusto.

Presentación:

  • Para montar los huevos benedict o huevos benedictine, colocamos una de las mitades del pan de mollete tostado y colocamos las lonchas de aguacate por encima. Cubrimos con dos lonchas de bacón y colocamos el huevo poché con mucho cuidado encima una vez que lo hayamos sacado de su saquito de film. Salseamos generosamente con la holandesa por encima. Como decoración, podemos poner unos aritos del tallo de una cebolleta, unas hojitas de perejil y un poquito más de pimienta negra recién molida. ¡A disfrutar inmediatamente!

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.