'Tips' a tener en cuenta si quieres conseguir unas cenas rápidas y saludables

Aunque te entre mucha pereza en ese momento en el que te sientas a comer al final del día, acuérdate que, para mantener un peso saludable, es importante que aligeres tus platos. Te contamos cómo puedes conseguirlo sin apenas darte cuenta

by Blanca García-Orea

Quizás, una de las comidas que más nos cuesta realizar de forma saludable es la cena. Después de un día duro, llegas a casa, echas un vistazo al frigorífico y coges lo primero que ves, sin valorar si de verdad es nutritivo o te puede ayudar a la hora de conseguir tener un descanso reparador. Para evitar improvisaciones continuadas, lo mejor es intentar planificar todo lo que puedas esta última ingesta del día y que, para que no te de pereza, que sean rápidas, nada aburridas y muy ligeras. Por eso, hemos preparado una serie de pautas que te ayudarán a conseguirlo:

  • Aprovecha cuando hagas caldos de verduras, de pollo o con huesos para contar con algunas raciones más susceptibles de ser congeladas y que puedas utilizar un par de días a la semana. El momento perfecto es, precisamente, la cena. Resulta ligero y, a la vez, saciante; por lo que con un pequeño complemento ya tendrás tu comida completa.
  • Incluye verduras y hortalizas, aunque por la noche es mejor que estén cocinadas, te resultarán mucho más digestivas. Puedes optar por hervirlas, hacerlas al vapor, en crema o en papillote y aromatizarlas con especias o semillas, por ejemplo. El microondas, en este caso, puede ser tu gran aliado, y el horno, por su parte, te permitirá preparar raciones generosas (como calabaza asada, que está exquisita) para un par de cenas, ya que son platos que aguantan muy bien en el frigorífico.
  • Elige una ensalada ligera con legumbres, alguna verdura y piensa en incluir un poco de aguacate; una grasa saludable que, además, te dejará satisfecho sin sentir pesadez.

receta-ensalada-lentejas-facil-nutricion-saludableVER RECETA

Paso a paso: ensalada de lentejas, tomates cherry y queso fresco de cabra

 

  • Es más, si haces un plato combinado con huevo -siempre a la plancha, escalfado, duro o en tortilla- y lo complementas con unas rodajas de aguacate y alguna verdura que te apetezca, habrás conseguido una de las mejores cenas que podemos recomendarte.
  • El pescado es mejor opción que la carne para la cena, pues resulta mucho más ligero y digestivo.
  • Ten siempre conservas de legumbres, verduras y pescados en tu despensa. A ser posible, en frascos de vidrio, con el menor número de ingredientes y, por supuesto, sin conservantes ni colorantes.
  • Todos los alimentos recomendados hasta ahora contienen los aminoácidos necesarios para la producción de neurotransmisores, que se encargarán de hacerte sentir bien y tener un buen descanso.

espaguetis-calabacin-anchoas-nutricion-recetas-facilesVER RECETA

Paso a paso: espaguetis de calabacín

 

  • Deja un espacio de, al menos, dos horas entre la cena y el momento en el que te vas a la cama.
  • Toma una tisana (siempre que no tengas contraindicación médica) y elige entre la melisa, la valeriana, la manzanilla, una tila o un roiboos.
  • Olvídate de los socorridos cereales de caja con lácteos para cenar, la mayoría están llenos de azúcar, no son en absoluto saludables y no te ayudarán a controlar tu peso.

Más sobre: