Suplementos alimenticios: '¿Son apropiados para mí?'

No todos los suplementos son útiles para todos los grupos de población. De hecho, más allá de aportar beneficios hay casos en los que, incluso, pueden resultar perjudiciales

by hola.com

Podemos encontrarlos en forma de píldoras, comprimidos, cápsulas, ampollas… Nos referimos a los suplementos alimenticios (ya sean vitaminas, minerales, aminoácidos, ácidos grasos, etc) que el mercado nos ofrece y cuyo objetivo principal consiste en aportar los nutrientes necesarios que no siempre son consumidos a través de la dieta en las cantidades óptimas.

Pero… ¿a quién van destinados exactamente?, ¿cuándo son beneficiosos, ineficaces e, incluso, perjudiciales? Éstas son algunas pistas que, en este sentido, nos ofrecen desde EUFIC ('Consejo Europeo de Información sobre la Alimentación'):

  • Es importante tener claro que los suplementos NO sustituyen una dieta sana y equilibrada. Así, una alimentación que incluya suficientes frutas, verduras, cereales integrales, un aporte adecuado de proteínas y grasas saludables, normalmente proporciona todos los nutrientes necesarios para una buena salud.
  • No obstante, sí existen ciertos grupos de población que pueden beneficiarse de este tipo de suplementos, incluso aunque respeten una dieta sana y equilibrada. Algunos ejemplos:

    -Los ancianos con un estado de salud más débil pueden beneficiarse de suplementos multivitamínicos en dosis bajas.

    -A las mujeres en edad fértil que deseen quedarse embarazadas se les aconseja tomar ácido fólico antes de la concepción y durante las primeras semanas de embarazo. ¿El motivo? Un nivel adecuado de folato puede reducir el riesgo de tener un bebé con defectos del tubo neural como la espina bífida.

    -Dado que el nivel de vitamina D no sólo depende de la ingesta alimentaria sino también de la exposición a la luz UV, se recomendará suplementos de esta vitamina a personas que cubren su piel o que, por motivos de enfermedad, están confinadas en casa, o aquellas personas que residen en países con pocas horas de luz. Esta vitamina también es apropiada para las mujeres en período de lactancia.

    -Los veganos (quienes llevan una alimentación donde no cabe ningún producto de origen animal ni derivados de los mismos) pueden tener ciertas carencias nutritivas. Por ello pueden beneficiarse de suplementos vitamínicos (vitamina B12 y D2).
  • Es fundamental tener presente que, como vemos, no todos los suplementos son útiles para todo el mundo. Por ello, es preciso prestar especial atención a las etiquetas y comprobar la idoneidad de cada suplemento para cada caso concreto.
  • Además, también hay que tener en cuenta que, incluso estando indicado, es muy importante tomar las dosis recomendadas. Las cantidades más elevadas no tienen por qué ser necesariamente mejores (de hecho, en dosis elevadas, algunas sustancias pueden tener efectos adversos y llegar a resultar perjudiciales).
  • Por último, en caso de duda, la mejor recomendación posible es pedir consejo a un dietista o médico antes de elegir cualquier suplemento alimenticio.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.