ensalada-pasta-errores-comunes

Ensalada de pasta: los errores más comunes que (quizás) estés cometiendo

Fácil y rápida de preparar, esta receta es uno de los grandes clásicos del verano (con permiso del gazpacho y salmorejo), pero podemos estar cometiendo errores en su elaboración y estropeando lo que podría ser uno de los grandes inventos de la cocina práctica

por ¡HOLA! Cocina

Una ensalada de pasta es esa receta que nunca te falla cuando tienes prisa y necesitas un plato completo, nutritivo y que le guste a todo miembro de tu familia. Sin embargo, si la ensalada de pasta nunca de falla a tí, ¿estás seguro de que no le fallas tú a ella? No estamos diciendo que lo hagas, pero los errores que solemos cometer con ella son bastante generalizados y podemos evitarlos. Son pequeños detalles que pueden hacer de este plato una auténtica delicia y que, con algo de atención y conocimiento, te llevará al éxito más absoluto.

Error 1. Atención con el grado de cocción

Que la pasta sea sencilla de preparar no quiere decir que no tengamos que prestarle atención a un aspecto tan básico como es el punto de cocción. Una pasta pasada se vuelve poco atractiva al paladar, con una textura pegajosa y sin forma. Además, desde un punto de vista nutricional, cuando la pasta ya no está al dente, la mayoría de los carbohidratos que contiene se ha transformado en glucosa, lo que empeora tu dieta.

No te pierdas: Cómo aliñar una ensalada y que pase a otro nivel

Por tanto, respeta el tiempo de cocción que te indique el fabricante e, incluso, empezar a probarla antes de que éste concluya, un par de minutos. Aunque, sí que es cierto que, en el caso de una ensalada de pasta, dejarla el tiempo justo e, incluso, uno o dos minutos más es bueno, ya que al enfriarse la pasta se endurece. Pero, para ello, tienes que cumplir con otra de las premisas más importantes a la hora de preparar un plato de pasta: la paciencia. No quieras emplatar directamente tu receta, metiendo la pasta debajo del grifo de agua fría, para que su temperatura descienda y poder añadirle los demás ingredientes y el aliño. La única forma que tienes de conseguir que una pasta se enfríe manteniendo todas sus propiedades es dejarla airearse un rato con un chorrito de aceite de oliva para que no se pegue.

Pincha en la imagen para ver la receta de esta ensalada mediterránea de pasta orzo

ensalada-mediterranea-orzoVER RECETA

Error 2. No al puzzle de ingredientes

Uno de los errores que más cometemos es creernos que una ensalada de pasta admite ingredientes a discreción, lanzando sin control un buen puñado de ellos, mezclados sin sentido y en grandes cantidades. No hay que pasarse ni de imaginativos ni de generosos. Por tanto, esa manía de utilizar la ensalada de pasta como el plato de las sobras de la semana puede valerte en un momento de apuro, pero no como hábito general.

Además, piensa en tu dieta. Si te dedicas a cubrir tus macarrones con maíz y remolacha (ingredientes muy comunes), estaremos sumando un extra de carbohidratos a nuestro plato, que ya de por sí tiene. Elige verduras como las alcachofas o el pepino, un surtido de setas, rábanos o palmitos y busca, por ejemplo, el color y la textura cuando comiences a diseñarla.

Una opción puede ser este plato que te presentamos a continuación: unos penne con pollo, champiñones y albahaca

penne-pollo-setas-albahacaVER RECETA

Error 3. Aliñar con cualquier salsa preparada

La salsa es el complemento omnipresente de una ensalada de pasta. Si prescindes de ella, es como salir a la calle sin los pendientes o el reloj puestos. De ella depende, en muchas ocasiones, que consigamos un buen resultado. Cualquier salsa de origen industrial puede arruinarnos el plato, porque tienen un alto contenido en azúcar, sal y grasa. Por eso, antes de estropear nuestro plato, es mejor que lo aliñemos con un poco de aceite de oliva virgen extra, un poco de limón o vinagre. Todo dependerá también de la temperatura fría o templada de la receta. Ahora, si lo que queremos es triunfar, ponte manos a la obra y busca la original con ingredientes de calidad, como una de queso fresco batido con menta, alcaparras y mostaza, por ejemplo.

Y ahora, pon todo esto en práctica con estas:

15 irresistibles ensaladas de pasta para todos los gustos

Activa las alertas de ¡HOLA MÉXICO! y entérate de todo antes que nadie.