portada-sandia-adobe

Cómo elegir la mejor sandía: trucos y consejos para no fallar

Esta fruta veraniega es ideal para tomar en verano por su gran cantidad de agua y de propiedades saludables. Para que no tengas dudas cuando vayas a comprarla, te damos algunos consejos para elegir la que está en su punto

por Susana Baticón

Si vas a una frutería, tendrás la suerte de que podrás pedirle ayuda al frutero para que te elija la mejor sandía, pero si compras en un supermercado o en una gran superficie es probable que tengas que elegirla tú. Y seguro que te habrás preguntado más de una vez en qué detalles hay que fijarse para acertar en la elección, que esté en su punto justo de madurez, que tenga su dulzor y su agua correspondientes, que la pulpa no esté harinosa... 

Cómo elegir una buena sandía

Sigue los siguientes consejos y seguro que atinas en la elección.

1.- Busca el punto amarillo

Para saber si una sandía está madura ha de tener una mancha de color amarillo pálido en la piel que indica que la han dejado en el suelo para que madurara al sol. Opta por ejemplares de forma uniforme 

2.- El color, el brillo y el peso

Tenemos que fijarnos en que el color de la piel de la sandía sea oscuro y no tenga brillo. Cuanto más oscura sea y menos manchas diferentes de verde presente la corteza, más madura estará y, por tanto, mejor sabor tendrá. Busca sandías con la cáscara firme, lisa, sin golpes ni magulladuras y que pesen bastante porque indicador de más azúcar, agua y sabor.

3.- Un truco para saber si está madura

Acércate al oído la sandía y dale unos golpecitos ligeros con los nudillos. Si el sonido es hueco y seco, es señal de que se encuentra en su punto óptimo. No la compres si escuchas eco o el sonido es muy flojo porque eso significa que no está dulce.

4.- La fruta, siempre de temporada

Respeta el momento de cada fruta y de la sandía, por supuesto, también. Porque si no, te arriesgas a que no tenga sabor, la textura sea diferente... Y te recordamos que la temporada de la sandía va de junio a septiembre.

5.- Conserva adecuadamente la sandía

Sin abrir se conserva a temperatura ambiente, en un lugar fresco y sin luz, durante unos 8 días. Después de abierta es necesario cubrirla con papel film o aluminio y guardarla en la nevera unos 4 días y a una temperatura de 3 a 5ºC. Sácala unos minutos antes de consumirla para que no esté fría y tenga más sabor.

¿Cuáles son las propiedades de la sandía para nuestra salud?

La sandía es de las frutas más hidratantes que hay puesto que se compone en su mayoría de agua. Esto también significa que es muy baja en calorías -tan solo tiene un 8% de azúcar natural-, además de no tener nada de grasa. Rica en vitaminas A y C, minerales como potasio, manganeso, hierro, fósforo magnesio y betacarotero y licopeno.

Gracias al licopeno, un antioxidante que nos ayuda a cuidar la salud del corazón y de nuestros huesos, así como a combatir todo tipo de inflamaciones y dolores musculares. La sandía también nos aporta energía, es buena para la vista y mejora nuestro sistema inmunológico.

11 recetas refrescantes a base de sandía y ¡bajas en calorías!

Activa las alertas de ¡HOLA MÉXICO! y entérate de todo antes que nadie.