portada-age

La chirivía, un producto de temporada, saludable y con mucho por descubrir

Algo olvidada en los últimos tiempos, esta raíz de origen humilde de nuevo empieza a asomar en nuestros mercados y en los platos de prestigiosos cocineros. Rompemos una lanza a favor de la chirivía, de sus propiedades saludables y sus distintas formas de cocinarla

by Susana Baticón

¿Sabías que la chirivía también se conoce como pastinaca? ¿Tubérculo, hortaliza, raíz o verdura? Estamos ante una raíz que tradicionalmente se ha utilizado para preparar caldos, guisos o purés por su poder espesante gracias al almidón que contiene.  Sorprendentemente, lleva entre nosotros desde tiempos muy antiguos, antes incluso de que la patata nos llegara gracias al Descubrimiento de América y fue un ingrediente que ayudó a combatir el hambre.

Le debemos a prestigiosos cocineros que volvamos a encontrarla en nuestros mercados para prepararla de muchas más formas y queremos reivindicarla y que la incluyas en tus platos porque es increíble su enorme versatilidad culinaria a la que se suman sus numerosas propiedades saludables.

Estamos ante un alimento nutritivo y saludable, muy propio de las estaciones más frías -se cultiva entre los meses de septiembre y marzo-, que además tiene un precio bastante asequible. De sabor ligeramente dulzor y a tierra, sobresalen sus notas anisadas y ligeramente picantes y tiene un aspecto similar a la zanahoria pero de color marfil, más gruesa, con la piel algo más arrugada y una textura más blanda.

Chirivía y salud

Aunque es energética, tiene menos calorías que por ejemplo la patata y posee propiedades diuréticas, ideales para evitar la retención de líquidos, así como antioxidantes, que ayudan a prevenir el envejecimiento. Atesora un porcentaje notable de azucares naturales y es fuente de fibra, minerales y vitaminas. Destaca particularmente por su aporte de potasio y vitaminas C, B y E. Y se recomienda para aligerar la digestión, combatir el estreñimiento, prevenir enfermedades cardiovasculares y reducir los niveles de colesterol.

Cómo cocinar la chirivía

Es recomendable quitarle la piel por su dureza y someter su carne a diferentes técnicas como la cocción, la fritura, el salteado, el asado, etc. Pero también la puedes comer en crudo, rallándola o cortándola en láminas muy finas, perfecta de este modo para ensaladas. Además, nos permite crear recetas de todo tipo: sopas, purés, guisos, guarniciones... Y hay ciertos pueblos como el británico que usan la chirivía para elaborar pasteles y mermeladas.

Nosotros te proponemos 10 maneras distintas de cocinar con chirivía para que redescubras la riqueza de esta raíz y la lleves a tus platos para compartir protagonismo con otros tubérculos y raíces de su familia como la zanahoria, el nabo, la patata, la yuca, la remolacha, etc. ¡Te soprenderá muy gratamente si aún no está presente en tu cocina!

Paso a paso: chips de chirivía y de patata

Al igual que otros vegetales, como la patata o la zanahoria, la chirivía es perfecta para cortarla en láminas finas y convertirla en chips caseros, fritos en aceite o cocinados en el horno.

Chips de patata y chirivíaVER RECETA

Paso a paso: crema de boniato y chirivía con jengibre y almendras

Uno de los usos tradicionales de esta raíz en la cocina es en cremas y purés. Te proponemos una receta a base de chirivía y boniato que aromatizamos con jengibre fresco y acompañamos con láminas de almendras tostadas.

Crema de boniato y chirivía con jengibre y almendrasVER RECETA

Paso a paso: crema de chirivía y garbanzos con curry y cilantro

Otra posibilidad para tus cremas, además de cocer chirivía con hortalizas y otros tubérculos, es hacerlo con legumbres. En este caso, lo hacemos con garbanzos y le damos un toque de curry y cilantro.

Crema de chirivía y garbanzos con curry y cilantroVER RECETA

Paso a paso: ensalada de canónigos, pera y chirivía

Nos encanta la chirivía también en crudo, cortada en láminas o rallada. De esta última forma la añadimos a una ensalada que también lleva canónigos, pera y nueces. Aderezamos con una vinagreta de miel.

Ensalada de canónigos, pera y chirivíaVER RECETA

Paso a paso: bastones de chirivía asada con miel y hierbas aromáticas

La miel y las hierbas aromáticas le dan un toque muy especial a la chirivía, que se caracteriza por su dulzor y sus notas anisadas. Pruébalo en esta receta, perfecta como entrante o como guarnición.

Bastones de chirivía asada con miel y hierbas aromáticasVER RECETA

Paso a paso: nuggets de zanahoria y chirivía con salsa de yogur

Juntamos a nuestra protagonista con su 'prima hermana' la zanahoria y las transformamos en unos apetecibles nuggets vegetales, que acompañamos con una salsa de yogur a la menta.

Nuggets de zanahoria y chirivía con salsa de yogurVER RECETA

Paso a paso: fries fáciles de chirivía

Casi las mismas recetas que se pueden preparar con patata son replicables con la chirivía. Aplicamos la misma técnica con la que hacemos las clásicas patatas fritas para unos bastones de chirivía.

Fries fáciles de chirivíaVER RECETA

Paso a paso: espaguetis de chirivía con pollo y alcachofas

Otra opción para esta raíz de invierno es, sin duda, transformarla en espaguetis vegetales con ayuda de un espiralizador. Te proponemos una receta que completamos con dados de pollo y alcachofas en conserva.

Espaguetis de chirivía con pollo y alcachofasVER RECETA

Paso a paso: bacalao con costra de hierbas sobre cama de chirivía y lima

Para acompañar un delicioso bacalao con costra de hierbas te proponemos saltear unos dados de chirivía con mantequilla y estofarlos con caldo de verduras, ¡una combinación que funciona a la perfección!

Bacalao con costra de hierbas sobre cama de chirivía y limaVER RECETA

Paso a paso: ragú de jabalí con chirivía

La chirivía es perfecta como guarnición de carnes y pescados, pero también como ingrediente de todo tipo de guisos y estofados. La vamos a incorporar a un ragú de jabalí y sus toques anisados van a suavizar la potencia de esta carne de caza.

ragu-ageVER RECETA

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.