Packs de comida preparada en las cocinas de World Central Kitchen

World Central Kitchen

La gastronomía, uno de los sectores más solidarios

Prácticamente desde que empezó la crisis causada por el Covid-19, el sector gastronómico se ha volcado con los más desafavorecidos. Chefs de toda España han mostrado su enorme solidaridad, con diferentes iniciativas como la 'World Central Kitchen', puesta en marcha por José Andrés en colaboración con Grupo Arzábal y Mateo&Co, y a la que se han sumado muchos otros de nuestros grandes cocineros, como Pepa Muñoz

por Susana Baticón

Son ya 13 las cocinas que distribuidas por toda la geografía que se han unido a la World Central Kitchen (WCK), la ONG del chef José Andrés, dentro del movimiento gastronómico solidario #ChefsForSpain para seguir ayudando a las personas más vulnerables durante la crisis del coronavirus. A los muchos cocineros que se han volcado en esta iniciativa, se suman los que desde sus respectivas provincias españolas están poniendo su granito de arena cocinando y distribuyendo alimentos entre las familias españolas más desfavorecidas.

El Grupo Arzábal y Mateo&Co

De la mano del Grupo Arzábal y Mateo&Co, la consultora estratégica especialiada en gastronomía, son quienes han ayudado a poner en marcha esta iniciativa solidaria y son los partners de la WCK en España. "A través de World Central Kitchen y en esta primera fase junto al Grupo Arzábal, tenemos previsto elaborar miles de raciones diarias de comidas que irán creciendo a medida que se sumen más cocinas voluntarias a esta iniciativa solidaria. La idea es poder ayudar no sólo en Madrid, la Comunidad Autónoma que por ahora está siendo la más castigada por esta pandemia mundial sino al resto de la geografía española”, aseguraba a finales de marzo, cuando arrancó la iniciativa, el secretario general de WCK, Javier García.

Álvaro Castellanos e Iván Morales, de Grupo ArzábalVER GALERÍA

La cocina central que Grupo Arzábal posee en Madrid y da cobertura a todos sus restaurantes se puso a trabajar desde ese momento en la capital. Sus fundadores Álvaro Castellanos e Iván Morales cuentan con decenas de voluntarios de entre los trabajadores de su compañía que elaboran cada día miles de raciones para los más necesitados: “Para nosotros es una responsabilidad ayudar y colaborar a través de nuestras cocinas en estos difíciles momentos que estamos atravesando. Junto a World Central Kitchen tomamos esta responsabilidad y les agradecemos que nos ayuden a través de su conocimiento adquirido en catástrofes de grandes magnitudes. Nos vemos en la obligación de contribuir con lo que podemos y dar de comer a todas aquellas personas necesitadas, hacer llegar a los grupos más desfavorecidos una sonrisa, por pequeña que sea, a través de un bocado. Cocinando con muchas ganas, ilusión y sobre todo responsabilidad”, afirma Iván Morales.

Ángel León y Juanlu Fernández unen sus tripulaciones para hacer frente a esta crisisVER GALERÍA

    Por su parte, Patricia Mateo, CEO de Mateo&Co, entre cuyos clientes se encuentran empresas de alimentación, restaurantes y chefs, afirma que "para nosotros tejer esa red de colaboración es casi una obligación. Es fundamental devolver lo que tenemos a la sociedad a través de la comida en estos momentos en los que todo el mundo está sufriendo. Para nosotros es un privilegio poder ayudar a poner en marcha esta iniciativa junto a José Andrés, siempre hemos admirado su trabajo con las personas más vulnerables y ahora lo importante es apoyar a los más desfavorecidos. Estamos viviendo una situación en la que la hostelería está sufriendo mucho, pero es cierto que tanto Mateo&Co como Arzábal somos unos privilegiados en esta situación y nos vemos en la obligación de echar una mano y apoyar”.

    Donación de alimentos para elaborar platos saludables

    Madrid es donde se focalizan inicialmente los esfuerzos, desde la WCK, que se están haciendo extensivos a otros territorios a través de la canalización y colaboración del Banco de Alimentos, que gestiona ayudas para más de 500 entidades benéficas y que se encarga de la distribución de estas comidas en diferentes centros y comedores sociales de la región y a familias en riesgo de exclusión social. Por su parte, Makro, junto a otras empresas agroalimentarias, son los proveedores de alimentos, y están donando todos los ingredientes para la elaboración de los platos, asegurando que sean lo más saludables posible y con la mejor calidad.

    Xanty Elías, Chef y propietario del restaurante AcanthumVER GALERÍA

    En otras provincias, se han instalado varias cocinas a cargo de los chefs de restaurantes como Carles Tejedor (Barcelona), Fierro (Valencia), Acánthum (Huelva), Alijacatering, Cañabota, Casa Alta, Cotidiano, Sobretablas, Catering Bort, VidaLoca, Almanda y Grupo Ovejas Negras (Sevilla), Aponiente y Lu Cocina y alma (El Puerto de Santa María, Cádiz), Marcos Reguera Catering (Jaén), Hotel Anantara Villa Padierna (Marbella, Málaga), NH Collection A Coruña Finisterre (La Coruña).

    Las cocinas del Hotel NH Eurobuilding a pleno rendimientoVER GALERÍA

    Dentro de Madrid, figuran los siguientes establecimientos: Arzábal, Dstage y Medems Catering, Cocina Central (Karla Hoyos y chefs Bulbiza), Cervezas La Virgen, NH Hotel Eurobuiding y el Qüenco de Pepa, con nuestra Pepa Muñoz al frente, a quien puedes seguir preparando sus recetas, con Jorge Brazález, en 'La Cocina de ¡HOLA!'. La cocinera se prestó desde el principio a ayudar a José Andrés y es la encargada de coordinar todas las operaciones para preparar miles de comidas diarias con la ayuda de un amplio número de voluntarios.

    Pepa Muñoz se vuelca

    Hemos aprovechado para hablar con ella y que nos cuente cómo está siendo la experiencia y cómo es el trabajo diario que están desempeñando, más unidos que nunca desde el sector de la gastronomía, "semanalmente, cada chef prepara sus menús y realiza los pedidos a los distintos proveedores que trabajan con WCK. Junto a un equipo de voluntarios, a las 7 de la mañana empezamos a cocinar. A las 8 llega el equipo que va colocando la comida en sus bolsas. A las 9.30, empiezan a recoger, llega el primer coche para repartir la comida al Banco de Alimentos, conventos, hoteles-hospitales, centros de acogida, etc. Esta tarea la realizan bomberos, correos y otros voluntarios".

    Pepa Muñoz en las cocinas del NH EurobuildingVER GALERÍA

    Y es que Pepa está convencida de que "la comida une a las personas. Yo disfruto muchísimo en El Qüenco de Pepa observando esto precisamente. La comida ayuda a resolver conflictos, a enamorarnos, a amenizar charlas... ¡La comida hace magia en nuestras vidas!".

    La gastronomía es uno de los sectores más solidarios

    La cocinera, que además es presidenta de la Federación de Asociaciones de Cocineros y Reposteros de España (FACYRE), cree que el de la gastronomía "por supuesto que es de los sectores más solidarios. Todos necesitamos comer para poder funcionar. Muchos cocineros somos conscientes de esta necesidad y hacemos lo que sabemos hacer: cocinar. A mi me enorgullece profundamente formar parte de este sector. Admiro mi propio trabajo. Me parece que la cocina aporta a nuestra vida un tipo de placer maravilloso, además de ser necesario para estar sanos y vivir mejor".

    Sólo tiene palabras de admiración para José Andrés, nuestro chef solidario más internacional, y su organización y valora la experiencia como  "maravillosa, si bien, al mismo tiempo dura emocional y físicamente. Estoy feliz por estar conociendo a personas como las que José Andrés tiene en su organización, me están aportando muchísimo y no paro de aprender de su eficacia y buen hacer. Nunca había estado participando en una situación como esta y, por desgracia, ha llegado este momento. La contrapartida, es que tengo el sentir de estar con los mejores".

    Cocina central WCKVER GALERÍA

    Cómo afronta la hostelería la salida de la crisis

    Su sector es de los más castigados por esta crisis, ya que sus establecimientos están cerrados, hay una enorme incertidumbre sobre la reapertura y sobre cómo será el nuevo escenario para cumplir con las medidas de seguridad e higiene para prevenir futuros contagios por el Covid-19. En este sentido, afirma que "mantener vivo un negocio de hostelería implica tener unos gastos fijos muy grandes y que sólo se pueden mantener estando operativo. De por sí, el día a día de un negocio de hostelería no es fácil, imaginad y pensar lo que se nos viene encima. Dependemos completamente de lo que nos diga el Gobierno. Confiamos en que nos ayuden en este proceso del que además dependen 1,7 millones de personas y es una de las principales fuentes del motor económico de España".

    Ni ella ni sus colegas quieren -ni pueden- permanecer a la espera y ya llevan negociando con las instituciones un plan de acción. Desde FACYRE se pusieron a su disposición, también con la colaboración de Mila Nieto, socia de Pepa, para donar alimentos y material de protección desde el comienzo de la pandemia, pero dice -con pesar- que sólo han recibido respuesta desde el Ayuntamiento de Madrid que les pidió colaboración a través de la ONG de José Andrés. "Actualmente estamos manteniendo reuniones distintas federaciones y organizaciones de hosteleros de España para unirnos y pensar conjuntamente en un plan de acción que pueda ayudarnos. Próximamente plantearemos nuestras ideas al Gobierno y ojalá podamos contar con su necesaria ayuda".

    Su receta para sobrellevar el confinamiento y un consejo de aliento

    Le pedimos 'una receta' para sobrellevar el confinamiento y nos responde que "pasa por no bajar la guardia. No confiarnos y ponernos cada día un objetivo. Por cierto, en las cocinas nos podemos marcar grandes objetivos porque buenas recetas encontramos en libros e internet y llevado a la cocina podemos pasar momentos extraordinarios solos o en familia. Nos está tocando vivir un momento extraordinario, atípico. No hay nada que se parezca a esto".

    También tiene un consejo de aliento para la sociedad española, porque, afirma, "a los españoles nos caracteriza nuestra capacidad de superación ante adversidades. Vamos a poder con esto, seguro. Mi consejo sería la UNIÓN y promover consumos de productos españoles que, además son maravillosos. Otro asunto claro es que tenemos que cuidarnos más. Ya estamos concienciados para ello y cuidar a los demás de manera preventiva, por eso hay que seguir las indicaciones sanitarias:  mantener las distancias, lavarnos más las manos, etc".

    Nos quedamos con esta última reflexión y el mensaje de esperanza de nuestra querida Pepa: "esté parón indeseado e involuntario puede ser un revulsivo para pensar en muchas cosas y quizá, establecer nuevas prioridades en nuestras vidas.  Estoy segura de que estamos echando mucho de menos a familia y amigos. ¡Pongámosles en su sitio cuando todo esto pase!".

    Aplaudamos a todos los profesionales de la hostelería que, una vez más ante situaciones de crisis de envergadura como esta, se vuelcan, mientras esperan a reabrir sus negocios, indispensables para la economía española y que tantas satisfacciones nos dan a un país como el nuestro, sin los que no se entiende todo un modo de vida.

    Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.