Chloe, la única hija de Olivia Newton-John, se despide de su madre

Por Gabriela Cortés

La industria del cine se ha teñido de luto, pues este lunes se ha dado a conocer el sensible fallcimiento de Olivia Newton-John. La actriz de origen australiano, quien tenía 73 años al momento de su partida, diagnosticada con cáncer en tres ocasiones  a lo largo de su vida. Esta triste noticia fue dada a conocer por el propio esposo de la intérprete, John Easterling, quien ha pedido respeto a la familia en este momento ta difícil. Tan pronto se conoció el deceso, amigos, fans, y colegas de Olivia han expresado sus sentidas condolencias, entre ellos John Travolta, con quien la actriz protagonizó hace décadas una de las películas más icónicas de Hollywood, Grease. Esta irreparable pérdida ha sido especialmente dolorosa para Chloe Lattanzi, la única hija de Newton-John, quien en medio de este duelo ha tomado sus redes sociales para rendirle un sentido homenaje a su fallecida madre.

VER GALERÍA

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA:

Momentos después de que se difundiera el comunicado dando a conocer la partida de Olivia, su hija recurrió a su cuenta de Instagram para despedirse en este medio de su mamá. En su publicación, la cantante de 36 años compartió una serie de fotos junto a su mamá, y prefirió reservarse las palabras. Su álbum lo inició con una bella postal en blanco y negro, tomada cuando ella era apenas una niña, y en la que se le veía besando dulcemente a la actriz. Esta imagen fue seguida por otras nostálgicas fotos, así como tomas de ambas cuando compartieron espacio frente a una cámara, pues la veterana intérprete solía asistir como invitada a los dinámicas de su hija en redes sociales. De hecho, varias de esas fotos fueron tomadas apenas unos meses atrás. Tan pronto Chloe hizo este post, sus seguidores reaccionaron expresando su cariño y enviándole mensajes de consuelo, entre ellos la cantante Jann Arden, con quien su madre colaboró en el pasado. "Querida Chloe: Mis más profundas y dolorosas condolencias para ti en este momento desgarrador. Eres amada. ¡Estaba tan orgullosa de ti!", comentó la intérprete canadiense.

VER GALERÍA

Si bien Chloe prefirió no compartir ningún mensaje en su publicación, días atrás compartió una especial dedicatoria a su madre. "Adoro a esta mujer. Mi madre. Mi mejor amiga", escribió el viernes pasado al publicar una foto de ambas posando en un lugar abierto, etiquetando la cuenta de Olivia. Y aunque no reveló detalles en dicho post, la imagen bien pudo haber sido tomada en alguna celebración, pues ambas lucían atuendos a juego, con el blanco como color predominante. "Siempre y para siempre mamá. Te tengo. Te veo. Caminaré contigo hasta los confines de la Tierra sin hacer preguntas", escribía la modelo a inicios de junio. "Siempre nos cubrimos las espaldas. Todo lo que quiero para Navidad eres tú, mamá", expresaba en diciembre pasado en medio de los festejos de fin de año.

VER GALERÍA

En febrero del año pasado, Olivia concedió una sincera entrevista a People en la que, enre otras cosas, habló del gran amor que la unía a su hija. "Ella es mi razón de ser", aseguraba entonces la actriz, quien además logró convertirse en un ejemplo a seguir para Chloe. "Es mi persona favorita", confesaba la modelo al mismo medio. "Cuando era niña no la veía como alguien famoso. Ella era simplemente mi madre, ¿sabes? Creo que fue a medida que fue creciendo cuando empecé a escuchar su música", explicaba. Y es que sin duda, Newton-John fue la mayor fuente de inspiración para su hija en su decisión de convertirse en cantante, carrera en la que ha logrado desempeñarse con un gran recibimiento de parte del público. Chloe nació el 17 de enero de 1986 y es hija tabién del actor Matt Lattanzi. Los intérpretes se conocieron en el año 1979 en el rodaje de la película Xanadú y se casaron en 1984. Su historia de amor duró 15 años hasta que decidieron tomar caminos separados, aunque siempre mantuvieron una buena relación. 

VER GALERÍA

Siempre agradecida, Olivia se aferró a la vida

Hace cinco años dio a conocer que la estrella de Grease había sido diagnosticada nuevamente de cáncer de mama en etapa cuatro con metástasis. La actriz ya había superado la enfermedad en 1992 y luego en 2013, aunque n esta ocasión prefirió lidiar con el padecimiento sin hacerlo público. A lo largo de esta lucha, la actriz prefirió mantenerse enfocada en disfrutar cada instante y agradecer por ello. "Para mí, psicológicamente, es mejor no tener ni idea de lo que me espera o cuánto vivió la última persona que tuvo lo que yo tengo", aseguraba hace tiempo en el programa de televisión australiano 60 minutes. "Tengo mucha suerte de seguir haciendo todas estas cosas. ¡Nunca me habría imaginado vivir durante tanto tiempo!", confesaba el año pasado a People. 

VER GALERÍA