Marimar Vega sobre la asistencia de Juan Pablo Medina a su boda: ‘Me llenó el corazón de alegría’

La actriz protagonizó su primer encuentro con la prensa tras su boda de ensueño en Acapulco con Jerónimo Rodríguez

Por Tania Galván

A dos semanas de la boda de ensueño que protagonizaron Marimar Vega y Jerónimo Rodríguez en Acapulco, la novia protagonizó su primer encuentro con la prensa. Emocionada por el gran momento que está viviendo, la actriz dio varios detalles de uno de los días más importante de su vida donde estuvo cobijada por su círculo más cercano, entre ellos, Juan Pablo Medina, uno de sus mejores amigos, quien reapareció durante el enlace civil, luego de la crisis de salud que atravesó el año pasado. La actriz reconoció que la asistencia del Chespi, como le dicen de cariño, fue sin duda uno de los grandes regalos invaluables de su boda.

MÁS NOTAS RELACIONADAS

Sonriente por recordar la gran velada que compartió con sus más allegados, Marimar habló de lo que significó para ella la presencia de Juna Pablo Medina en su boda: “Otro de los grandes regalos de mi boda fue ese. Chespi es uno de mis mejores amigos y cuando me dijo que iba me llenó el corazón de alegría”, comentó la actriz en entrevista para el programa Sale el Sol. Recordemos que posterior a su boda, Marimar compartió varias fotos de la recepción, entre las que destaca, una en la que aparece al lado de Juan Pablo, Fernando Rovzar, Mauricio Barrientos, El Diablito, una instantánea que la actriz acompañó de la frase: “Aquí los incondicionales sin ellos nada sería igual los amo”.

Durante esta entrevista, Marimar destacó que desde que comenzó a planear su boda supo que quería algo muy íntimo: “Esa era la idea desde el principio, que fuera una boda pequeña, no por pequeña, sino que fuera la gente más cercana, nuestro círculo más cercano. Eso fue como parte del disfrute de la boda, todo mundo decía qué maravilla el número de personas es como estar en una fiesta en casa y eso al final lo hizo más emotivo y cercano, creo que todos los que estaban ahí estaban realmente feliz”, comentó. La actriz reconoció que está feliz tras su boda: “Muy contenta, tranquila, feliz disfrutando, todavía con los rezagos del evento que fue muy hermoso para todos, disfrutamos mucho”.

Marimar reveló que su esposo, Jerónimo Rodríguez, es el gran amor de su vida y que está feliz de haber coincidido con un hombre como él: “Jero es un ser humano excepcional, la gente que lo conoce, a quien le preguntes, que creo que eso es muy bonito, no hay nadie que hable mal de él, es un ser humano muy hermoso, la gente lo adora en su trabajo, además de ser talentosísimo y la gente cercana que me conoce, que ha estado conmigo a lo largo de mi vida está tan feliz y eso es un resultado de lo que ven en mí”, explicó la actriz.

Su papá, presente en su boda

La actriz también fue cuestionada sobre la elección del lugar donde se casó. La actriz y Jerónimo se dieron el sí acepto en el penthouse que les heredó su papá en Acapulco donde, la vista del puerto es impactante: “Mi papá debe estar muy feliz, estoy 100% segura. Mi papá está presente todo el tiempo. Pero el lugar que elegí también tiene mucho que ver con él”, comentó Marimar. Además de la elección del sitio donde se realizó la recepción, el primer actor también estuvo presente en el discurso que Gonzalo Vega Jr, su hijo, pronunció durante la boda: “Te amo y estoy siempre orgulloso de acompañarte en tu viaje. Jero, en nombre de mi jefe cuídala, con mayúsculas”, comentó el joven en el momento más conmovedor de la ceremonia.