Romina Poza confiesa por qué decidió borrarse dos tatuajes

La hija de Mayrín Villanueva compartió el proceso con sus seguidores en Instagram

Por Tania Galván

Mientras decide qué camino tomar en su vida, Romina Poza, hija de Mayrín Villanueva y Jorge Poza, está enfocada en su carrera como influencer y utiliza su cuenta de Instagram para compartir su día a día con su comunidad digital. Como parte de los detalles que ha estado posteando en las últimas horas, además de su rutina de ejercicio, destaca su visita a una clínica a la que recurrió para retirarse dos de los cinco tatuajes que tiene en el cuerpo. Después de unos años de llevar un trébol de cuatro horas de su brazo izquierdo y unos números romanos que tiene en la muñeca derecha, la joven de 21 años de edad, decidió que esos diseños ya no iban con su versión actual.

VER GALERÍA

MÁS NOTAS RELACIONADAS

Con la misma transparencia con la que comparte todo su contenido en redes, Romina Poza publicó varios videos del proceso con el que se está removiendo estos tatuajes que, en unas cuantas sesiones se irá borrando: “Tengo cinco, pero dos de ellos, que son estos, están un poco rojos, es porque ayer fui a una clínica para la eliminación de tatuajes y literal está especializada en eso”, comentó la modelo quien también habló de los cuidados tras asistir a sus sesión de láser: “Me lo lavo tres veces al día y le pongo esta cremita”, comentó en una de sus historias.

Tras dar a conocer que había decidido retirarse estos dos tatuajes, Romina comenzó a recibir muchas preguntas sobre cuál era la razón de quitarse estos diseños. Sincera, explicó: “No es porque esté en contra de los tatuajes, ni mucho menos, al contrario, me gustan mucho, pero ya me incomodan estos dos tatuajes en mí, no me siento cómoda conmigo al verlos, entonces, si está la solución, decidí tomarla y eso es todo, no es por otra cosa”. Además de sus motivos, la joven compartió con sus seguidores cada detalle de este proceso que durará un par de meses: “Les voy a estar subiendo cómo va mi proceso y que tan rápido. Como se ve ahorita y en dos meses cómo se va a ver”.

Debido a que ella había tenido referencias que la habían hecho dudar sobre el proceso, está interesada en contar cómo se realiza la eliminación de un tatuaje: “Les quería contar como me fue, ayer ya no les subí nada, porque tenía un poquito de nervios, como que no sabía de qué iba y todo el mundo siempre me lo había pintado que dolía horrible, entonces, yo iba bastante nerviosa, no sabía qué esperar, qué sentir, la verdad es que se tardaron menos de un minuto en hacerme los dos tatuajes”, comentó. La influencer también compartió imágenes del momento en el que pasaron el láser sobre sus tatuajes.

¿Es un proceso doloroso?

La remoción de sus tatuajes resultó no ser tan doloroso como se lo habían contado, otra razón por la que quiere que su testimonio sirva a quienes esté pensando en borrarse uno: “No duele tanto, sí es una sensación rara, no se compara con el tatuaje, son dolores completamente diferentes, pero bueno, si tiene algún tatuaje que se quieran quitar y no sabían que se puede quitar o que no sabían con quién ir, lo recomiendo muchísimo”. Por último Romina explicó muy bien cómo se logran borrar: “La eliminación del tatuaje se basa en que, este laser que te detecta la tinta y el láser la convierte en vibración de sonido, lo que hace que la partícula de la tinta encapsulada en la piel se fragmente y es lo que hace que la tinta se empiece a disolver y cada vez se haga más chiquita, hasta que desaparece de la piel”, agregó.