Toño Mauri recuerda los momentos más duros de su crisis de salud: ‘Llegué a pensar que me iba'

El actor abrió su corazón y dio detalle de los instantes más retadores que enfrentó junto a su familia tras el Covid-19

Por Tania Galván

El pasado 14 de diciembre, Toño Mauri utilizó su cuenta de Instagram para celebrar el primer año de su nueva vida. Luego de superar las complicaciones que le provocó el Covid-19, situación por la que requirió un doble trasplante de pulmón, el actor abre su corazón y en una sincera entrevista con Andrea Escalona, para el programa Hoy recuerda los instantes más difíciles de los 8 meses que estuvo hospitalizado, de los cuales 4, permaneció en coma. Toño reconoció que la intervención que le realizaron le salvó la vida: “El trasplante que cambió todo el estado de ánimo que yo tenía, me dio mucha fuerza saber que sí tenía yo una esperanza más, porque yo sí llegué a pensar que me iba”, reconoció.

VER GALERÍA

MÁS NOTAS RELACIONADAS

Por primera ocasión, Toño narró cómo fue que llegó al hospital donde encontró al donador: “En todos me rechazaron, le decían a mi esposa: ‘El caso de él es muy extremo, está muy débil, es muy difícil que aguante un trasplante de pulmón’. Yo estaba ya muy desanimado y Dios lo sabía”. El histrión admitió que fue su gran fe en Dios y la Virgen lo que lo ayudó a salir adelante: “Yo siento que la misión va un poco ligada un poco a mi testimonio de lo que me pasó”. Mauri reconoció que su caso es, sin duda, una historia de esperanza: “Después de haber pensado que no había nada qué hacer, se habían agotado todas las posibilidades, aquí estoy”.

VER GALERÍA

El actor recordó cómo fue que, tras el Covid, recibió la noticia de que sus pulmones habían sufrido un daño irreversible: “Ahí es donde empieza la historia. El doctor fue muy claro: ‘Toño no te puedes ir, el daño a tus pulmones es muy grande, esta parte está totalmente perdida’. Se toma la decisión de intubar, en este caso, la tuve que tomar yo, porque hubo un día que yo ya no podía respirar. No hubo tiempo de avisarle a mi familia”, narró. Fue entonces que el actor dio lecciones de fortaleza y preparó algo para su esposa e hijos: “Tomé mi teléfono y grabé un mensaje para mis hijos, para mi esposa y era como una despedida”.

Tras este difícil momento vinieron los cuatro meses en coma, un tiempo que él no sintió: “Yo cuando desperté pensé que había pasado tres o cuatro días, yo desperté vi mi cuarto, vi a Carla, lo que sí me encontré es que ya tenía la traqueostomía, los doctores le dijeron a mi esposa que no me dijera cuánto tiempo estuve en coma, porque sí es un golpe muy fuerte anímicamente y cualquier cosita yo me desnivelaba”. Toño confesó que, en aquel momento, había una preocupación latente en su familia: “Una de las cosas más fuertes que vivimos, bueno que vivieron mi esposa y mis hijos, fue que no sabían cómo iba yo a regresar de ese coma porque ya había sido muy largo”.

VER GALERÍA

El regalo de la vida

Tras la tormenta que representó esta crisis de salud, Toño y su familia se encuentran disfrutando de la calma que les trajo su recuperación. Apenas hace unas semanas, su hija, Carla, compartió la feliz noticia de su embarazo, sin duda, un nacimiento que todos esperan emocionados: “¡Voy a ser abuelito! Qué maravilla, es que son bendiciones, son regalos de la vida”. Además de esta buena nueva, el mes próximo el histrión celebrará su aniversario de bodas: “Yo cumplo 30 años de casado con Carla en febrero y para mí sí es bien importante haber llegado a este momento, porque mis hijos ya están grandes y los veo haciendo cada uno sus cosas productivas, cosas buenas y como padre te van llenando, te van fortaleciendo”, finalizó.