Así inició la historia de amor incondicional entre Don Vicente Fernández y su esposa Cuquita

En una entrevista con Pati Chapoy, el cantante contó que le propuso matrimonio el mismo día que comenzaron su noviazgo

Por Tania Galván

Este próximo 27 de diciembre, Don Vicente Fernández y Doña María Refugio Abarca hubieran celebrado 47 años de amor incondicional, una fecha que será sin duda muy difícil para su viuda, mejor conocido como Cuquita quien cumplió cabalmente con el juramento que le hizo al cantante frente al altar y permaneció a su lado hasta que, lamentablemente, la muerte los separó. Dando lecciones de fortaleza, la mamá de El Potrillo, se mostró estoica durante los servicios funerarios de su esposo, de quien no se despegó ni un momento, dejando claro que lo acompañaría hasta su última morada. Ayer por la tarde, después de velar a su esposo toda la noche, Doña Cuquita rompió el silencio y agradeció al público por las muestras de cariño realizadas al Charro de Huentitán en su último adiós.

VER GALERÍA

MÁS NOTAS RELACIONADAS

El amor incondicional que mostró Cuquita hacia Vicente, el cantante se lo profesaba de la misma manera. No había entrevista en la que no enalteciera la belleza y personalidad de su esposa y madre de sus cuatro hijos. Como parte de los videos que han estado circulando en redes, tras su muerte, resalta una entrevista que le dio a Pati Chapoy hace unos años en la que El Charro de Huentitán contó cómo comenzó la historia de amor con quien fuera su vecina: “Le dije: ‘Chaparra, ¿tienes novio?’ y me dice: ‘Sí, sí tengo novio’, le dije ‘¿A qué hora viene?’, me dice: ‘A las 8’. Traía un reloj y se le había descompuesto y le dije: ‘Vamos a comprarte tu correa’, le compré su extensible, su correa”, recordó el cantante sobre aquella primera caminata que dio al lado de Cuquita.

VER GALERÍA

Como en ese momento Cuquita tenía novio, Don Vicente le puso un plazo para terminar con esa relación, pues de inmediato le propuso matrimonio: “Cuando llegamos -ella vivía, aquí y yo vivía a media cuadra de la otra acera-, vi un chaparrito ahí en la esquina y le dije: ‘¿Ese es?’, me dijo ‘Sí’. Bueno: ‘Me voy a meter a tu casa (porque yo era como de la familia) y te doy 10 minutos para que lo termines, porque nos casamos el 27 de diciembre, ¿por qué?, no sé”, recordó entre risas el cantante quien admitió que desde que vio por primera ocasión a Cuquita supo que era el amor de su vida. En esta conversación, Vicente habló de su feliz matrimonio: “No hay nada más bonito que vivir y dormir con la misma mujer, hasta que la muerte nos separe”, comentó.

Durante esta entrevista con la titular de Ventaneando, Don Vicente reconoció que gran parte del éxito de su matrimonio estaba relacionado con la personalidad de Cuquita quien comprendía a la perfección que él se debía a su pueblo, razón por la que siempre fueron el equipo perfecto: “Mi mujer siempre ha dicho: ‘Vicente es mi esposo, de las puertas del rancho para dentro; de las puertas del rancho para fuera, es del público”, comentó. Para muestra, el multitudinario funeral del actor, un último adiós que Cuquita y sus hijos compartieron con el público de Don Vicente a quien despidieron como a un grande.

VER GALERÍA

Vicente, orgulloso de su familia

En otra entrevista, también con Pati Chapoy, Vicente Fernández se conmovió hasta las lágrimas al hablar de su familia, de sus padres y del éxito que vivió desde el inicio de su carrera artística. En aquella conversación, visiblemente emocionado, reconoció que su esposa, sus hijos y sus nietos, lo eran todo para él: “Si ahorita me preguntaran, ¿volverías a ser bolero?, ¿volverías a ser albañil?, ¿volverías a ser peón?, si te regresáramos a tus padres, yo lo aceptaría con mucho gusto, siempre y cuando, me dieran la misma esposa, me dieran a mis mismos hijos y a mis mismos nietos”, comentó.