¿Qué decía Mariah Carey de Luis Miguel cuando estaban enamorados?

A principios de los 90, la cantante le contó a Oprah cómo fue el flechazo con el Sol de México

Por Tania Galván

A propósito del estreno de la última entrega de Luis Miguel, La serie, uno de los temas que más ha dado de qué hablar el cómo la producción presentó el sonado romance de El Sol con la famosa cantante Mariah Carey con quien el mexicano nunca se mostró tímido a la hora de compartir con el mundo que estaba enamorado de ella. Durante la tercera temporada de la serie del intérprete de Somos novios, se aprecia un poco del tórrido romance entre ellos, una historia que comenzó en Aspen, Colorado, durante un invierno, pues ambos viajaron a aquel destino para celebrar la Navidad, fue entonces que sus caminos se cruzaron. Tal como lo aclaró esta semana Luis Miguel, la serie sobre su vida tiene una dosis de realidad, mezclada con ficción y, en el caso de la historia con Mariah, muchas situaciones sí ocurrieron tal como se presentaron en la pantalla chica.

VER GALERÍA

MÁS NOTAS RELACIONADAS

Como ocurrió prácticamente con todas las anécdotas que se contaron en este proyecto, el público ha comenzado a hacer su propia investigación sobre qué tan cierto fue el inicio del noviazgo entre Mariah y Luis Miguel, razón por la que se ha viralizado una entrevista que la cantante concedió a inicios de los 90 a Oprah Winfrey, con quien habló como nunca antes de su relación: “Se llama Luis Miguel”, contó en aquella conversación Mariah quien fue cuestionada por la presentadora: “¿Es el cantante famoso?”, a lo que la cantante añadió: “Yo he tratado de no hablar mucho de esto, pero… Estábamos en Aspen, Colorado, en la Navidad pasada”, comentó relatando la intérprete quien, en aquel entonces, cada que hablaba sobre Luis Miguel, su rostro se iluminaba.

VER GALERÍA

Confirmando cómo lo contó Luis Miguel en la serie, Mariah continuó: “Él rentó una casa ahí y yo otra, con mi familia. Porque a mí me gusta la Navidad con nieve. Los que nos rentaron las casas a él y a mí, le dijeron que yo lo quería conocer, y yo ni sabía que Luis Miguel estaba ahí. Y me dijeron que él quería hacer una fiesta privada para mí. Así que fueron los que nos rentaron las casas quienes estaban haciendo el papal de Cupidos para que él y yo nos uniéramos”, reconoció. En aquella conversación reveló que el hecho de que ambos se dedicaran a lo mismo hizo que la relación marchara muy bien, en un inicio: “Sabes que se siente como que estoy con alguien que me apoya y entiende lo que yo hago como cantante”, comentó.

El fin del noviazgo según Mariah

El año pasado, Mariah Carey lanzó un libro biográfico llamado The Meaning of Mariah Carey donde contó reveló pasajes muy parecidos a los de la serie, como que la primera cita no fue cómo la esperaba: “Después de que ambos habíamos tomado unas copas y una cena incómoda, todavía no podía deshacerme de él… acababa de conocer a este tipo y estaba completamente borracho”, tras el incidente, como en la última entrega, Mariah reveló que, al otro día, el cantante le envió un costoso collar de Bulgari: “Pronto supe que era su estilo; era un auténtico amante latino. Él no reprimió sus demostraciones materiales de adoración. Una vez, llenó todo un jet privado con rosas rojas para sorprenderme”, confesó Mariah en su biografía.

VER GALERÍA

Mariah confesó que tener a un hombre como Luis Miguel fue grandioso: “Realmente necesitaba a alguien seguro para poder manejar este tipo de cosas. Así que, en ese momento, realmente estaba muy feliz en una relación con alguien que es un artista, una superestrella latina muy grande”. A pesar de que todo marchaba bien, en un punto de la relación los problemas surgieron y esta fue la versión que Mariah dio a conocer sobre su ruptura: “Había pasado por muchas cosas y perdió a su madre a una edad muy temprana (…) Hice todo lo posible para apoyarlo emocionalmente, pero estaba pasando por mi propia situación, llegó un punto con el que ya no podía lidiar con eso. No nos ayudábamos a sanarnos. En el mejor de los casos, Luis era generoso, espontáneo y apasionado, pero en el peor, era errático y ansioso y tenía una nube oscura colgando sobre su cabeza”, se lee en su libro.