Bárbara Mori abre su corazón: ‘Yo salí adelante por el amor de mis hermanos’

La actriz confesó que, además de la violencia que vivió con su padre, tuvo que lidiar con la ausencia de su madre

Por Tania Galván

Durante la pandemia, Bárbara Mori comenzó un proceso creativo que culminó en la creación de un cortometraje inspirado en su infancia y la de sus hermanos, un proyecto que el próximo año se convertirá en un largometraje. A unos días del estreno de este trabajo en el Festival de Cine de Guanajuato, la actriz volvió a acudir a esta fiesta de cine para participar en el foro Cero violencia contra las mujeres, abrió su corazón y compartió un poco de su testimonio, una situación que la orilló a escribir esta historia que se convirtió en un proceso muy sanador, según confesó durante una ponencia en la que se tocó el tema de la violencia intrafamiliar, el tema central de su corto.

VER GALERÍA

MÁS NOTAS RELACIONADAS

Más sincera que nunca, Bárbara reveló que, además del maltrato del que fueron víctimas por parte de su papá, ella y sus hermanos también tuvieron que lidiar con la ausencia de su mamá: “Yo salí adelante por el amor de mis hermanos que me acompañaban, porque crecí incluso sin mamá y salimos adelante, precisamente por ese amor que fuimos construyendo a través de los años. Fue un proceso muy duro, no fue nada fácil para mí me tomó muchísimos años, a mis hermanos también, podernos recuperar de la violencia”, comentó, de acuerdo con información de Ventaneando. Con su experiencia, busca ayudar a niños que están pasando por algo similar: “A los niños que están atravesando violencia, yo les diría que vayan con las autoridades, que no permitan, que denuncien”.

VER GALERÍA

Bárbara aprovechó este momento para enviar un mensaje a las personas que, en este momento, son víctimas de violencia: “Por eso es muy importante que este mensaje salga fuerte, porque la violencia te marca y te marca muchísimo. Genera patrones de conducta destructivos, incluso en ti, entonces, es importante que la gente que está viviendo violencia haga lo posible por salirse de ahí, haga lo posible por recuperarse, por reconstruirse, por tomar terapia”. La actriz aseguró que este trabajo tiene una misión muy especial: “Mi intención con este cortometraje que hice y con el largometraje que quiero hacer, que es mi forma de expresión, es llevarles una mirada de esperanza donde hay una luz al final del camino, porque cuando yo era una niña, no sabía que tenía una oportunidad, no sabía que podía salir de esa oscuridad como mucha gente que está viviendo violencia”.

La semana pasada, durante el estreno del cortometraje en Guanajuato, Bárbara reconoció esta historia sirvió de catarsis para sanar varios asuntos del pasado: “Cuando empecé a escribir el guion hubo un momento en el que tuve que parar, porque sentí que como escritora estaba juzgando mucho al personaje que hace del papá de las niñas, o sea, a mi padre, como que lo estaba señalando mucho. Porque al mismo tiempo que estaba yo escribiendo, estaba perdonando a mi papá y no fue planeado. De pronto, fui a una terapia y me dijeron: ‘Tienes que sanar y perdonar a tu padre’ y yo ya estaba escribiendo este guion, entonces, cuando terminé todo este proceso de perdón, continué escribiendo y la historia tomó para otro lado y dejé de juzgarlo”.

VER GALERÍA

Fernando Rovzar, su principal apoyo

Durante la presentación de este filme, la actriz reconoció que su novio, Fernando Rovzar fue quien la impulsó a crear este proyecto que se ha convertido en el más importante de su carrera: “Muy inspirada por Fernando que produce el corto y quien va a producir el largometraje, junto con Lemon. Muy inspirada por él empecé a escribir este guion en la pandemia, porque tenía ya muchas ganas de dirigir y me dijo: ‘Escríbete algo’ y dije: ‘¿De qué voy a escribir?, pues de lo que sé, de lo que he vivido, de mi experiencia y también sentí que era el momento de empezar a compartir mi historia, de alguna forma, no es exactamente mi biografía, pero está muy inspirado en lo que vivimos de niños, con toda esta violencia que enfrentamos de pequeñitos, el haberle dado la vuelta y haber transformado toda esta violencia en aprendizaje y haber perdonado a mi padre”, reconoció.