Jimena Pérez revela qué sucedió después de la desagradable situación que su familia enfrentó en Acapulco

La conductora de televisión habló del episodio ocurrido en un restaurante, tras haberles impedido ingresar con el perro de servicio de su hijo Iñaki

Por hola.com

Luego de que Rafa Sarmiento denunciara el acto de discriminación que sufrieron él y su familia al asistir a un famoso restaurante en Acapulco, -tras impedirles ingresar con el perro de servicio que acompaña a su hijo Iñaki-, Jimena Pérez La Choco también ha alzado la voz. Con plena consciencia de lo importante que es ser empático con quienes, al igual que su hijo, viven con autismo, la conductora de televisión habló de lo acontecido, reiterando el compromiso que tanto ella como su esposo han asumido para evitar que este tipo de circunstancias sigan ocurriendo. Así, la presentadora ha tomado una importante lección de este lamentable episodio, dispuesta a aprovechar al máximo su posición de figura pública para exponer este tipo de actos siempre que sea necesario.

VER GALERÍA

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS

Con el corazón en la mano, La Choco narró lo que ocurrió aquel día de sus vacaciones por México, algo que de inicio Rafa hizo público a través de las redes sociales. “Lo que nos ocurrió en Acapulco fue algo sí triste, desagradable pero justamente basado en esta falta de información porque existe una ley federal donde dice que los perros de servicio pueden entrar a cualquier establecimiento. Por supuesto que hay lugares en donde no, pero los especifica…”, dijo en entrevista con Mara Patricia Castañeda, agregando que mucho de lo pasa es también por el desconocimiento que tienen las personas al respecto.

Tras hablar con el personal del restaurante y explicarles la función del perro ante la condición de su hijo, La Choco recuerda que recibieron una negativa, por lo que prefirieron abandonar el lugar sin hacer más comentarios en el momento. Lo cierto es que, ante la publicación de Rafa en redes, fueron contactados de inmediato por un ejecutivo, que al parecer comprendió la situación. “Rafa lo comparte en redes sociales, y es muy curioso porque mucha gente empieza a opinar y furiosos con el restaurante… y se comunica un alto ejecutivo de ese grupo con Rafa, un señor japonés, muy amables, muy apenados… Rafa le dijo: ‘No queremos cortesías, no queremos que nos inviten. Lo único que les pedimos es que capaciten a su personal porque al final del día es una ley federal y se tiene que respetar’…”, dijo.

VER GALERÍA

El importante mensaje de La Choco

Tras la respuesta del corporativo del restaurante, La Choco ha hecho énfasis en lo importante que es alzar la voz, una reflexión a la que ella y su esposo han llegado, orgullosos de que su posición de ser figuras públicas les permita sentar un precedente, mismo que servirá para apoyar a muchas personas en su misma situación. “La verdad es que se portaron muy bien, le dijeron a Rafa que se iban a comprometer a eso, cosa que nosotros ya con eso estamos agradecidísimos, de eso se trata, y de que todos los restaurantes (lo hagan)”, aseguró.

Del mismo modo, Jimena se siente motivada por el camino que ella y Rafa han recorrido a lo largo de este tiempo, en el que han tenido la fortuna de atesorar importantes lecciones guiando al pequeño Iñaki, quien día con día los llena de ilusión. “Al final lo que decíamos es, el no que recibimos nosotros al alzar la voz es para que se convierta en un sí general, en un sí para toda la gente que no sale en la tele, que no tiene poder de convocatoria, que nadie lo conoce pero que quiere ir con su hijo, hija, con su hermano o familiar que tenga… creo que eso es justo y se vale…”, afirmó.

VER GALERÍA