salmasolaportada

‘Prefiero morir en casa’, el estremecedor testimonio de Salma Hayek sobre su silenciosa batalla contra el Covid-19

La actriz confesó que se rehusó a ingresar al hospital y decidió luchar contra el virus en su hogar

por Tania Galván

Desde que comenzó la pandemia Salma Hayek ha convertido sus redes sociales en su medio preferido para comunicarse con sus seguidores a quienes no les mencionó nada sobre la difícil lucha que tuvo contra el Covid-19, una situación que se complicó al grado de tener que necesitar atención médica en el hospital, un recurso que prefirió no tomar y sanar en casa. La actriz abrió su corazón en entrevista para Variety y habló de la silenciosa lucha que tuvo contra el virus, hace poco más de un año, justo cuando se registraron los primeros contagios a nivel mundial. La mexicana recordó las siete semanas de aislamiento y el delicado estado de salud en el que estuvo, situación de la que por fortuna resultó bien librada.

salmacovidVER GALERÍA

MÁS NOTAS RELACIONADAS

Para sorpresa de sus seguidores quienes no imaginaron que Salma tuvo que pasar por eso, la actriz reconoció que el virus la afectó a tal grado que requirió oxígeno en casa, luego de que su médico le solicitara que acudiera al hospital, petición que la veracruzana rechazó: “Mi médico me suplicó que fuera al hospital, porque estaba muy mal”, confesó la actriz. Aunque sabía que su vida dependía de aquella decisión, al final quiso permanecer en casa: “Dije: ‘No, gracias. Prefiero morir casa’”. Salma enfrentó esta crisis de salud en su casa en Londres donde vive al lado de su esposo, François Henri Pinault, y su hija Valentina, de 13 años de edad. Aunque por fortuna Salma salió superó la enfermedad, confesó que hasta el día de hoy lidia con la fatiga, una de las secuelas que le dejó el virus.

salmatobillo2VER GALERÍA

Debido al cansancio, Salma decidió darse una pausa en el trabajo siento su primer papel el que recientemente realizó en House Of Gucci, protagonizada por Lady Gaga y Adam Driver, donde su personaje tuvo una participación especial: “No fue mucho tiempo. Fue fácil, fue el trabajo perfecto para regresar. Había comenzado a hacer Zooms en un momento, pero sólo podía hacer algunos porque me cansaba mucho”, comentó. Aunque eligió vivir en privado su lucha contra el Covid-19, en noviembre pasado dejó entrever en una de sus publicaciones que ya había pasado por eso: “Lo he tenido. Ya estoy harta”, se lee en la descripción de un clip donde se ve realizándose la prueba.

La otra batalla que libró en silencio

En esta sincera entrevista, Salma también habló del ensayo que escribió en 2017, para The New York Times, donde relató el abuso que enfrentó por parte de Harvey Weinstein durante la filmación de la cinta Frida, en 2002: “Fue atroz, por eso me tomó tanto tiempo. Fue muy difícil porque elegí no ser una víctima a pesar de ser una víctima. Tuve que convencerme que soy una luchadora y, sobre todo, una superviviente. Cuando todo esto pasó con la historia de Harvey, no sabía que les había pasado a tantas mujeres. Entré en una gran depresión durante meses”, confesó sobre ese tema.

Salma Hayek y su esposoVER GALERÍA

Salma confesó que durante este proceso contó con el apoyo incondicional de su esposo, quien le ha demostrado su amor en los episodios más difíciles de su vida: “Aunque estaba sorprendido de que no le dije los detalles de lo que había pasado y estaba molesto porque no le dije y porque estábamos cerca de él, fue increíble”. La mexicana confesó que por años prefirió no hablar de esta situación con el productor, no se lo mencionó ni a su círculo más cercano: “Mucha gente estaba molesta conmigo. Los amigos estaban molestos conmigo porque no les conté lo que realmente sucedió. Entonces pensé, tengo que hacerlo”, recordó la también productora.

Activa las alertas de ¡HOLA MÉXICO! y entérate de todo antes que nadie.