Talina Fernández y Mariana Levy

La conmovedora carta de Talina Fernández a Mariana Levy a 16 años de su partida

La Dama del Buen Decir recordó el día de la despedida de su hija, quien falleció un 29 de abril de 2005

por hola.com

El aniversario luctuoso de Mariana Levy, -quien partió un 29 de abril pero 2005-, ha sido enteramente emotivo, no solo por los recuerdos que los hijos de la fallecida intérprete atesoran de ella, sino también por el profundo homenaje que su madre, Talina Fernández, le ha rendido frente a las cámaras de televisión. Con el corazón en la mano, la Dama del Buen Decir se mostró conmovida hasta las lágrimas al leer una sentida carta a su hija, en la que además de dar detalle de la entrañable relación que ambas consolidaron a lo largo de casi cuatro décadas, pone en alto el infinito amor que le tiene, un sentimiento que de manera indiscutible ha trascendido más allá de lo terrenal.

Talina FernándezVER GALERÍA

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS

Fue en un instante de la emisión matutina en la que Talina participa, Sale El Sol, que la periodista desveló este gesto tan personal, mismo que conmovió a los presentes en el set, que escucharon con atención cada una de sus palabras. “Me piden que te escriba una carta. Hoy hace 16 años que te fuiste de nuestra vida, ¿cómo se puede entrar en la zona del dolor y poner lo que siente el alma? Tuve la fortuna de abrazarte en la escalera de tu casa y decirte todo lo que eras para mí, para nosotros. Era tu cumpleaños 39 y cómo saber que era una semana antes de tu partida. Te llevé unos aretes chiquitos de rubíes que eran de mi mamá; tú eras delicada, no eras ostentosa y los aretes te encantaron. Y yo, sin pausa en el amor, te abracé y sí pude decirte todo lo que eras para mí, no me quedé con ganas de decir nada…”.

En su carta, Talina también destacó el papel que Mariana desempeñó como mamá de María, Paula y José Emilio, a quienes ha acompañado a lo largo de estos 16 años desde su lamentable partida.  “Quién me iba a decir que esa chiquita prematura, de seis meses y medio y solo 960 gramos, iba a ser mamá de tres niños. Mamá como las de antes; bordaste sus sábanas, forraste su moisés, como la abuela María. Te daba tiempo de trabajar y ser una perfecta ama de casa, qué suerte que viviéramos puerta con puerta. Llegabas en la mañana con tu café y cargando a tu muchachito, oía desde la cocina tu voz diciéndome: ‘¡Maaaaaa!’. Platicábamos y nos poníamos al día, cómo nos dolió la muerte de Roberto Kretschmer, tú pediatra y el pediatra de tus hijos y compañero mío del Colegio Alemán, fuimos juntas a un concierto luctuoso y lloramos abrazadas; qué extraño destino que te murieras quince días después frente a su consultorio, a donde te llevaron en brazos para reanimarte, ya te habías ido…”.

Talina FernándezVER GALERÍA

El día de la dolorosa despedida

Conmovida hasta las lágrimas, la también presentadora de televisión evocó el instante en que rindió una profunda despedida a Mariana, un episodio tan doloroso en el que el cobijo y apoyo de su familia fue imprescindible. “El velorio en mi casa fue acompañado con canciones que te encantaban de Pancho Céspedes, Esta vida loca, loca, loca. Y yo, ahí, junto al féretro y tú volando hacia lo desconocido. No recuerdo más que la insistente consigna de cuidar a María. A tus hermanos que vivían la misma pena, no los pude consolar, a mi mamá tampoco. Qué egoístas somos en el dolor…”, afirmó.

Por supuesto, Talina también recordó la fascinante travesía que emprendió junto a Mariana por el mundo, siempre enamoradas de vivir gratas experiencias que hoy son parte de esos entrañables recuerdos que lleva para siempre en su corazón.  “En tu vida nos divertimos mucho, yo te hacía vestidos de princesa, más tarde en Egipto te quisieron comprar, y no te vendí porque no tenía donde guardar a los camellos. París fue bueno con nosotros, también fuimos a China, España, a Bali, Singapur, Hong Kong y tantos otros países, además de la República Mexicana…”.

María Levy y Talina FernándezVER GALERÍA

Por último, la Dama del Buen Decir concluyó su carta no sin antes revelar de qué manera la presencia de Mariana se ha vuelto omnipresente en su vida y la de los suyos, que como cada año rinden un homenaje a la mujer que ha sido un gran ejemplo de fortaleza para ellos. “En fin, hoy es un día aciago, no te tengo para abrazarte, para oler tu perfume Crystalestás aquí, en los recuerdos, dentro de mí, estás en tus hijos, en tus hermanos, en cada espacio, cada olor, cada amigo, cada música. Me envuelves en una nube de amor y te espero cundo nos vayamos juntas volando para seguirnos amando. Gracias Dios por 39 años de Mariana Levy en mi vida”, finalizó.

Activa las alertas de ¡HOLA MÉXICO! y entérate de todo antes que nadie.