maucumpleportada

Mauricio Ochmann y la poderosa reflexión sobre su paternidad: ‘Me he rescatado a través de mis hijas’

El actor contó, en entrevista con Odín Dupeyrón, que gracias a Lorenza y Kailani ha podido sanar heridas de la infancia

por Tania Galván

Hablar de Mauricio Ochmann es hablar de un hombre que derrocha talento frente a las cámaras. Su carrera como actor lo ha posicionado entre los favoritos del público que, además de admirarlo por su trabajo, gracias a las publicaciones que realiza en redes sociales, sus fans lo adoran en su faceta de papá que realiza con Lorenza y Kailani. Más sincero que nunca, Ochmann participó en una sincera charla con su amigo Odín Dupeyron a quien le confesó que la paternidad se ha convertido en su mejor terapia y en la forma en la que ha podido sanar heridas de su infancia. Recordemos que la vida del actor no fue nada fácil pues, siendo apenas un niño, vivió el proceso de dos adopciones acontecimientos que marcaron su vida. En ese sentido, a finales de diciembre, el actor compartió con sus seguidores la noticia del sensible fallecimiento de su primer papá adoptivo a quien, aseguró, le guarda un cariño muy especial.

mauricioVER GALERÍA

MÁS NOTAS RELACIONADAS

Echando un vistazo al pasado, el actor reconoció que por mucho tiempo se sintió perdido hasta que el nacimiento de su hija mayor, Lorenza, lo movió de lugar y le dio la fuerza para salir de una etapa de excesos que lo llevó al límite: “Estaba en la inconsciencia total y Lorenza sí vino a sacudirme todo mi rollo de vida y fue un proceso en el que hice todo un cambio de vida y sí, en esa época, tuve que aprender conforme la marcha. Yo estaba como muy preocupado en ser amigo de Lorenza, ese tema y tuve que aprender a ser papá”. Convertido en un excelente papá, Mauricio reconoció por qué da lo mejor de él en esta faceta: “Yo la verdad es que me he rescatado a través de mis hijas, o sea, he rescatado mi propia infancia, como eso años de carencia de falta de contención, me he ido rescatando. Lorenza fue como mi primer rescate y con Kai sigo todavía disfrutándome mucho y hay cosas que sigo trabajando”.

mauriciokaiVER GALERÍA

Mauricio le contó a Odín que, ahora que divide su tiempo entre la Ciudad de México y Los Ángeles, procura aprovechar cada minuto con sus hijas, aunque su hija mayor ya no es la niña de papá: “Me pasó una cosa hace poquito. Le hablo a Lorenza y le digo: ‘Voy a ir a México, hay que vernos’ y me dice: ‘Papá, vamos a vernos entre semana porque los fines ya los tengo ocupados’". Ochmann contó que, aunque su primogénita comienza a tener otros intereses, gracias al amor que se tienen,  continúa eligiendo pasar tiempo con él: “Después me escribe y me dice: 'Papá ya lo pensé bien, a mis amigas las puedo ver todo el tiempo y contigo sí me gustaría disfrutarte más’ y sentí muy bonito, porque no fue presión, porque fue ella quien tuvo ese amor y esa nobleza, me pareció un acto súper lindo”.

Sobre el lazo que Mauricio tiene con Lorenza, Odín contó por qué cree que la paternidad con ella fue muy especial: “Hay una cosa bien bonita que yo te dije, no sé si te acuerdes, que es: ‘Estás muy preocupado por Lorenza porque es tu única familia real, es el único vínculo que sabes que es tuyo”, recordó Dupeyrón a lo que Ochmann reaccionó contando: “¡Claro! Fíjate que sí había una cosa de ella, como de cuidarme y protegerme, de repente ya ha cambiado un poco, ya sabe que no soy un niño”. En ese sentido, el actor narró que cuando decidió cambiar de vida, comenzó por sanar sus propias heridas: “Mi terapeuta de esa época que me decía: ‘Vamos a encontrar esa confianza básica en ti que no la tuviste desde la infancia con la adopción y luego los padres que me adoptaron'”.

mauriciolorenzaVER GALERÍA

¿Buscará tener más hijos?

Aunque reconoce que sus hijas son lo más importante en su vida, en estos momentos, Mauricio no tiene claro si, en un futuro, le gustaría volverle a escribir a la cigüeña: “No sé. No voy a decir no, porque me encanta la paternidad y me encanta el proceso y lo disfruto muchísimo, pero hoy por hoy, no estoy ahí, estoy disfrutando mucho a Kai, disfrutando las dos etapas, porque Lorenza ya es adolescente, 16 años, y Kai va para 3 años y está padrísimo, pero pensar en un tercero o una tercera si digo… no sé”, comentó divertido. 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.