portadajacky

Jacky Bracamontes recuerda el capítulo más duro de su vida: ‘Estaba en una depresión muy fuerte’

La conductora abrió su corazón y habló de la pérdida de su hijo Martín quien murió antes de nacer

por Tania Galván

Jacky Bracamontes es conocida en la televisión mexicana por su talento, belleza y simpatía, una actitud de mantiene frente a las cámaras; sin embargo, en la intimidad de su hogar, la conductora ha tenido que librar las batallas más fuerte de su vida. Durante un Live llamado Mujeres Imparables, organizado por Telemundo, la actriz quien regresó a la pantalla chica con la telenovela la Suerte de Loli, abrió su corazón y recordó el capítulo más difícil de su vida: la muerte de su hijo Martín. Como pocas veces, la tapatía dio detalles del estado de ánimo que enfrentó tras la pérdida de su bebé que ocurrió al mismo tiempo que el nacimiento de su primogénita, Jacky, pues recordemos que la conductora esperaba mellizos.

Jacky Bracamontes foto de su InstagramVER GALERÍA

MÁS NOTAS RELACIONADAS

Sincera, Jacky habló del triste episodio que la llevó descubrir su fuerza interior: “A mí, el golpe más duro que me ha dado la vida, es haber perdido a mi bebé, cuando estaba embarazada de Jacky, mi primer embarazo, eran un niño y una niña. En la  semana 34 empecé con contracciones; en resumidas cuentas, el bebé ya había fallecido cuando yo empecé con las contracciones y por eso empecé con las contracciones, pero no se sabía, a los 3 días que nace mi hija. Fue un golpe muy duro, o sea, en ese momento, me puse tan mal que me tuvieron que dormir cuando estaba en el quirófano”, contó Jacky.

Jacky Bracamontes de su hija JackytaVER GALERÍA

Continuó narrando cómo fueron los meses posteriores a la partida del niño: “Ya después Martín se acercó a mí -él también alguien muy importante en el proceso de superar eso- y me explicó lo que había pasado, yo creo que me fui a la parte más oscura que pudiera yo haber experimentado, lloré mucho durante, o sea, seguido, casi un mes sin parar, todos los días. Por otro lado, tenía la ilusión de que mi Jacky, que estaba en terapia intensiva, iba todos los días a verla, a alimentarla, pero estaba en una depresión muy fuerte. Me preguntaba: ¿por qué me pasó esto a mí?, ¿Por qué se murió mi hijo?, ¿por qué a mí?, ¿por qué?”, recordó.

Fue hasta que cambió su manera de pensar que comenzó a ver la luz al final del túnel: “Una persona me dijo: ‘Jacky deja de decir ¿por qué?, más bien ¿para qué?, cambia la pregunta’, obviamente, pasé por altos y bajos, leí libros, platiqué con personas, con psicólogos, uno trata de encontrar la forma de salir adelante”. Con el paso del tiempo, la conductora comenzó a darle una explicación a lo sucedido: “Uno, para valorar la vida de mi hija. Yo sentí que ese bebé vino a salvarle la vida a mi Jacky porque, tal vez, si Jacky hubiera estado sola y me hubiera pasado eso, entonces, Jacky no estaría en este mundo”.

Jacky Bracamontes con sus cinco hijas VER GALERÍA

El amor de su familia, su mejor medicina

La tapatía admitió que fueron las muestras de amor de los suyos las que la ayudaron a salir adelante: “A mí me ayudó mucho el cariño de mi familia que estuvo ahí, de Martín que estuvo al lado mío. Después de vivir eso y tocar esos puntos de dolor que yo nunca en mi vida pensé que existieran, eso yo creo que me hizo una mujer imparable.  Mira, nada más de pensarlo me dan ganas de llorar”. Por último, Jacky reveló que, de no haber pasado por aquella dolorosa experiencia, no hubiera pensado en escribirle a la cigüeña nuevamente: “Y tengo que decir algo, Emilia y Paula no estarían en mi vida si ese bebé hubiera llagado, porque yo no hubiera buscado otro bebé, entonces, esa es otra razón por la que se fue (…) Hoy por hoy, mi vida no sería la misma si esas dos chiquititas no estuvieran aquí. Todas las noches le pedimos al angelito del cielo a mi Martincito que cuide a mis hijas y que nos cuide a nosotras”, finalizó.

 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.