José Eduardo Derbez

José Eduardo Derbez habla del trauma que vivió durante su pubertad

El actor destapó esta anécdota personal que en su momento repercutió en sus emociones

por hola.com

Si por algo se caracteriza José Eduardo Derbez es por su apertura al abordar públicamente diversos episodios de su historia personal. Recordemos que a lo largo de este tiempo no solo ha compartido detalles de su infancia y de la relación con sus padres, eventualmente también ha destapado otros aspectos con los cuales sus fanáticos han logrado descubrir situaciones curiosas sobre su vida. Ahora, el joven actor se ha sincerado para revelar lo que él define como lo que fue “el trauma” de toda su pubertad, y la razón por la cual no permite que otras personas toquen su rodilla izquierda, incluso si se encuentra trabajando.

José Eduardo DerbezVER GALERÍA

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS

La rodilla izquierda sí (no me gusta que me toquen). Ya me pasó una vez en teatro, pero yo siempre lo aviso con tiempo. Estábamos en plena función de teatro y estábamos en la escena, era otro compañero y yo, y de repente se levanta pero se levanta agarrándome aquí (mi rodilla) para recargarse, y mi reacción fue ‘yo la quito’ y suelo…”, confesó en entrevista al acudir como invitado al programa televisivo SNSERIO, de Multimedios. Con toda la sinceridad que lo caracteriza, el intérprete además habló de las fuertes razones detrás de esta circunstancia que surgió a raíz de un percance que vivió en el pasado. “No me enojo, pero es como un reflejo de que la quito o como que quito la mano, y es porque tuve un accidente muy fuerte de chiquito… es porque me arrastró una moto y me deshizo la pierna…”.

Durante la charla, José Eduardo recordó cómo las secuelas emocionales tras ese complicado acontecimiento comenzaron a manifestarse con el paso del tiempo, a tal grado de evitar siquiera que esa parte de su cuerpo quedara expuesta a la vista de otras personas. Y aunque hoy lo ha superado, solo le ha quedado el reflejo de evitar que alguien pueda tocarle la rodilla. “Fue un trauma de toda mi pubertad porque se me hizo primero una bola, y entonces no quería que nadie me viera en traje de baño, después no podía usar pantalón. Entonces fue un trauma muy fuerte y ya se me quedó que no tolero que me toquen…”, contó el hijo de Eugenio Derbez, quien disfruta al máximo mantener la cercanía con todos sus seguidores.

José Eduardo DerbezVER GALERÍA

Una infancia feliz

En esa reveladora plática, José Eduardo también destapó otros detalles de su pasado, como el hecho de crecer en un entorno de armonía y cordialidad, a pesar de que sus padres decidieron separarse cuando él era pequeño. “Mi infancia fue muy feliz, yo la disfruté muchísimo. Obviamente pues no veía mucho a mi papá, hubo mucho tiempo que no lo vi… pero fue una infancia muy feliz y la gocé mucho. Mi mamá y yo éramos como uña y mugre, entonces eso era muy padre…”, dijo a lo largo de la reveladora charla, en la que se mostró de lo más transparente, enteramente orgulloso de la gran familia a la que pertenece.

Entre otras cosas, habló de la madurez con la que Victoria Ruffo abordó con él su separación de Eugenio, reiterándole siempre que, a pesar de la situación, su padre siempre estaría a su lado. “Mi mamá siempre fue muy abierta, como de ‘fue un ciclo, se acabó (la relación)’. Mi mamá en la vida me habló mal de mi papá, siempre lo manejó como de ‘fue un ciclo, se acabó, seguimos adelante y nos tenemos tú y yo y tu papá siempre va a existir, siempre va a estar ahí y siempre vas a tener un papá'…”, contó.

José Eduardo DerbezVER GALERÍA