Luis Ernesto Franco

El Güero Franco se sincera y cuenta cómo está su corazón: 'Estoy conociendo a alguien'

El actor especificó los términos en los que desea que marche esta relación a la cual no desea poner alguna etiqueta

by hola.com

Aunque suele ser muy reservado con su vida personal, Luis Ernesto El Güero Franco, se ha sincerado para hablar abiertamente de cómo se encuentra su corazón en este momento, a poco más de dos años de haber puesto punto final a su matrimonio con Marimar Vega. Por supuesto, el galán tampoco ha estado exento de que surjan rumores en los que se le relacione con alguna guapa chica, como ocurrió cuando se dijo que entre él y Camila Sodi podría haber nacido la chispa del amor, versiones que él mismo desmintió y que cobraron fuerza a raíz de la química que ambos demostraron con su trabajo en la televisión. Ahora, él actor ha hecho una reflexión de sus pasadas experiencias sentimentales, enfocado en el aquí y el ahora, mientras se da la oportunidad de conocer a una nueva persona.

Luis Ernesto FrancoVER GALERÍA

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS

Tan transparente como suele ser, El Güero habló de cómo concibe en estos instantes los sucesos de su pasado amoroso, y las conclusiones a las que ha llegado al mirar todo en retrospectiva. “He tenido personas muy importantes en mi vida, relaciones que me han enseñado muchísimo. Con todas esas personas se terminó la relación y estamos en muy buenos términos. No podría decir que son mis almas gemelas, porque seguiríamos juntos…”, dijo en una reciente entrevista concedida a People en Español, esto durante la realización de un panel llamado Festival en Casa, en el cual participaron otros famosos. “Al final siempre estamos en crecimiento, y yo creo que cuando estás en pareja, y uno de los dos empieza a crecer en un rumbo diferente de como empezaron, terminan separándose…”, agregó, reiterando que esto no es igual a que haya falta de amor, aunque sí de entendimiento.

Al referirse a la posibilidad de encontrar un alma gemela, Franco dio muestra de la madurez con la que hoy asume esta circunstancia, aprovechando el espacio para confesar que en este momento se está tomando el tiempo para cocer a alguien, sin revelar la identidad de la persona a la que se refería. “Yo sigo esperando que va a llegar, tengo esperanza que va a llegar. No quiero ponerle etiqueta a una relación, pero estoy conociendo a alguien. Ha evolucionado mi forma de ver las relaciones…”, comentó a lo largo de la charla, que sin duda generó mucho interés entre sus fanáticos.

Luis Ernesto FrancoVER GALERÍA

Sin dar más pistas, El Güero también ahondó en lo bien que va marchando todo con la misteriosa chica durante estos días, en los que se ha tomado toda la libertad para asimilar todos y cada uno de los acontecimientos sin ningún tipo de presión. “Estoy conociendo a alguien, sin etiquetas. No te puedo decir si es mi novia, si es mi prometida, si amigos con derechos, no sé. Es una persona que nos estamos conociendo, hay mucha plática, mucho entendimiento y así quiero manejar la relación, a paso tranquilo…”, explicó el protagonista de Falsa Identidad, quien disfruta al máximo de este instante de estabilidad en su vida.

 De cuando el amor trasciende la ficción

Al ser cuestionado sobre si se ha sentido atraído por alguna compañera con la que ha compartido créditos, Franco fue muy honesto, revelando que en hubo un momento en que eso le llegó a ocurrir. “Sí, la tentación es fuerte siempre, pero creo que es decisión, así como el amor es una decisión, la fidelidad si estás en pareja también es una decisión… sí puedes confundir los sentimientos que luego en los personajes se están entrelazando pero hay que ser muy consciente y muy maduro para decir ‘esto es cosa de ficción’… sobre todo cuando estaba más chico, sí me acababa enamorando de mis parejas con las que me tocaba grabar, pero ¿qué pasaba? Se terminaba el proyecto y se terminaba la relación, esa es una manera inmadura de irte con los sentimientos nada más…”, contó.

Luis Ernesto FrancoVER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.