Memo del Bosque

Memo del Bosque revela que nunca pensó en la muerte: 'Implicaría que renuncio a todo'

El productor de televisión abrió su corazón para hablar de los difíciles instantes por los que atravesó, y de aquello que lo mantuvo firme en su lucha

by hola.com

Luego de un periodo complicado de salud, Memo del Bosque ha retomado el curso de la vida, no solo de vuelta al trabajo, sino también enfocado cien por ciento en su familia, enteramente agradecido con Dios por esta segunda oportunidad. Precisamente, el productor de televisión ha compartido cómo fueron esos instantes tan difíciles en los que, a pesar de las circunstancias, nunca perdió la esperanzas, aferrándose a una lucha de la que finalmente salió victorioso, contrario a los pronósticos que en algún momento llegó a recibir. A un tiempo de ese episodio, en el que obtuvo todo el apoyo de sus seres queridos y amigos cercamos, ha revelado de qué forma incluso concibió la muerte, pues ante todo, se negaba a la idea de que eso pudiera ocurrir.  

Memo del Bosque y Mara Patricia CastañedaVER GALERÍA

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS

En entrevista con la periodista Mara Patricia Castañeda, el productor de televisión habló abiertamente de este tema, explicando cuáles fueron esos motivos que lo llenaron de fortaleza, renunciando definitivamente a la idea de morir. “Nunca pensé ‘me voy a morir’. Si este temor, ‘qué pasaría, mis hijos, Vica, ¿cómo le va a hacer? No puedo morirme, están muy chiquitos, tengo que luchar, quiero vivir todavía cosas con ellos y ellos no se merecen dejarlos tan pequeños’, eso te motiva y te saca fuerza de seguir luchando…”, reveló Del Bosque durante la charla, visiblemente recuperado y entusiasmado por cómo se ha planteado todo hasta ahora.

Memo además hizo énfasis en la fuerte razón detrás de esa manera de pensar, que lo mantuvo de pie en medio de su lucha. “Entonces nunca pasó ‘ya me voy a morir’ porque implicaría (que) renuncio a todo eso que te estoy diciendo y a ellos (mis hijos). Y al contrario, es ‘lucha, y guanta y aguanta y échale ganas…”, dijo. Sin embargo, el esposo de Vica Andrade reconoce que en algún momento tuvo curiosidad sobre los panoramas que se ponían de frente a su situación, por lo que llegó consultarlo con alguno de sus médicos. “Cuando fui con el primer oncólogo, el primero después la biopsia, la primer pregunta fue ‘doctor, si no me hiciera nada ¿cuánto tiempo me quedaría de vida?’… me dice ‘un año’. Un año es bastante, hay que lucharle, yo me imaginé, tú que trabajas con los minutos y los segundos para entrar al aire, para mí un año era demasiado…”.

Memo del Bosque y su familiaVER GALERÍA

Momentos de reflexión

A pesar de que Memo celebra por fin “estar limpio” del cáncer, luego de los recientes exámenes médicos que se ha realizado, ha echado una mirada a esos meses en los que todo parecía complicarse, en específico cuando al realizare un trasplante de médula, una bacteria puso en peligro su vida. “Hoy en día no puedo yo creer y volteo y analizo ese tiempo y digo ‘qué pesado y qué difícil fue, doloroso’. No me sostenía treinta segundos de pie, me chupé once kilos, fácil, ahorita llevo como cinco de regreso, no es que vaya a recuperar los once sino digo, me siento bien así…”, agregó.

Memo del Bosque: 'Esa fortaleza de pareja y de familia es lo que nos mantuvo luchando'

Pero para el productor hubo otro aspecto de vital importancia y gracias al cual logró mantenerse firme, pues reconoce que a lo largo de esta travesía nunca se apartó de Dios. “Fue algo muy pesado, que cuando lo recuerdo y lo pienso dio ‘híjole, no sé cómo pasé esa etapa, con fe’, no fue otra. Y hablándole a Dios, diciéndole ‘estoy luchando, echándole todas las ganas pero finalmente estoy en tus manos y tú decides qué quieres hacer’…”. Por ahora, Memo disfruta al máximo la dicha de poder estar de regreso en la televisión y ocupado en sus proyectos, pues si por algo se ha caracteriza es por ser un hombre apasionado por su profesión. Muchas veces me quedé en cama de lo mal que me sentía, pero en cuanto tenía cierta fortaleza y ciertas posibilidades, hacía una junta en mi casa, hacía un enlace, hacía una llamada telefónica… no es otra cosa más que fe y ganas de mantenerte a lo mejor activo y útil, y tus pasiones y las cosas que terminan alimentándote…”, aseguró.

Memo del BosqueVER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.