homepaolarojasli

Paola Rojas habla como nunca de su separación con ‘Zague’: ‘Ser el roble no necesariamente es una buena idea’

Como pocas veces, la periodista contó a sus compañeras de ‘Netas Divinas’ que durante su crisis familiar se mostró como un roble ante sus pequeños

by Tania Galván

Pocas veces Paola Rojas abre su corazón como lo hizo en la última emisión de Netas Divinas donde, impulsada por la confianza que le tiene a sus compañeras, habló de un tema que pocas veces toca, la crisis familiar por la que travesó tras su separación con Luis Roberto Alves Zague. Aunque no se refirió específicamente a su exesposo, la periodista contextualizó así lo sucedido: “Les voy a contar algo muy personal que, para mí, representó una enseñanza de las grandes cuando tuve una bronca muy fuerte familiar, en fin, que fue un escándalo que lo supieron todos los terrícolas”. En esta charla, en el que las conductoras estaban hablando de las segundas oportunidades, Paola reconoció que una de las cosas en las que continúa trabajando es en perdonarse a sí misma: “Me exijo mucho y cuando me equivoco me trato tan mal, me regaño tan fuerte, o sea sí mi nivel de exigencia personal es demasiado alto”, comentó.

Paola RojasVER GALERÍA

MÁS NOTAS RELACIONADAS

Mientras narraba cómo reacciona cuando algo sale mal, Paola recordó que durante su separación se llevó al límite con tal de que sus hijos no percibieran que algo le estaba ocurriendo: “Tuve una etapa muy difícil, personalmente fue de verdad muy complicada y yo estaba, además, como muy enfocada en que mis hijos estuvieran bien, porque no era momento todavía de comunicarles ciertas cosas y como que guardaba todo el tiempo la compostura y la fuerza para ellos y para que no me vieran mal, ni tantito, fue un esfuerzo agotador y además, ¿qué creen?, fue un esfuerzo inútil”, explicó. Aunque mostró de qué está hecha, esa fuerza provocó que los pequeños dudaran a la hora de compartirle su sentir.

Paola Rojas y uno de sus hijos VER GALERÍA

La periodista reveló que después de una temporada dando lecciones de fortaleza, durante una reunión con la terapeuta de uno de los niños, describió que ese no era el camino correcto: “Porque ya luego de un tiempito, hablando con la psicóloga de mis chiquitos, me dijo: ‘Paola, ¿sabes qué está pasando? Que sí lo has hecho muy bien en esta parte de que te vean entera, el tema es que te han visto tan entera, tan bien que no encuentran ese huequito para entrar, no encuentran esa puertita, esa ventanita para entrar, ¿sabes por qué?, porque sí es un momento de angustia para la familia y tú estás tan fuerte que, ¿por dónde llegan a esa mamá que no tiene fallas?' Fue ahí cuando entendí tanto, o sea, yo haciendo un esfuerzo tan brutal y al mismo tiempo enseñándole a mis hijos a no expresar sus emociones".

Mostrarse vulnerable no está mal

A partir de ahí, Paola aprendió que no es malo que sus hijos la vean vulnerable: “Hay que enseñarles que cuando te duele, te duele y lo compartes con la gente que amas y lo sanan juntos, evidentemente, sin perder de vista que hay un adulto y dos menores y que cada quien tiene herramientas de acuerdo a su edad y a su capacidad. De verdad, ser el roble no necesariamente es una buena idea”, explicó. Con esta experiencia, Paola reveló que ahora entiende que se vale mostrarse sensible: “De entrada, entender que la excelencia está bien, pero que la perfección no existe, que está bien esforzarse, pero si fallas o te equivocas, tampoco es grave”, finalizó. Sobre las segundas oportunidades contó que nunca ha tenido la oportunidad de darse una en el terreno amoroso, pero no es una idea que descartó.

Paola Rojas en una alfombra rojaVER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.