William Levy

William Levy habla de su duro pasado en Cuba: 'Todos estábamos destinados a vivir la misma vida pobre y miserable'

El galán de cine y televisión conmemoró los 25 años de conquistar el sueño americano, dejando atrás una historia de dificultades

by hola.com

Detrás del éxito de William Levy, está la historia de un hombre que, motivado por sus sueños desde muy pequeño, luchó para salir adelante. Y aunque la situación en su natal Cuba parecía alejarlo de ese propósito, nunca perdió las esperanzas, hasta que llegó el gran día en que pudo abandonar la isla y enfrentarse a una realidad en la que gracias a sus años de constante trabajo, consiguió que las puertas se abrieron de par en par para él. Fue así como a lo largo de ese proceso el galán de cine y televisión se entregó de lleno a su más grande pasión por los escenarios, algo que no ha sido sencillo pero que va de la mano con el incondicional apoyo que le ha brindado su familia, a la que ha hecho partícipe de todos sus triunfos.

William Levy y su familiaVER GALERÍA

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS

 Y es que la nostalgia invadió a William al conmemorar los 25 años de aquel día en que puso un pie fuera de Cuba con la finalidad de conquistar el sueño americano, algo que incluso logró más allá de sus propias expectativas. Sin embargo, tiene muy presentes sus raíces y lo mucho que lo marcaron esos entrañables episodios de su infancia y juventud, de los cuales hoy atesora invaluables aprendizajes. “Aunque tuve una infancia hermosa en Cuba, debo decir que no fue la más fácil. Con solo un cuarto de pollo por persona al mes, un pan por persona al día y raciones de comida limitadas, siempre tenía hambre. No teníamos lujos como pasta de dientes, así que usamos carbón y bicarbonato de sodio. Poníamos calcetines juntos para hacer una pelota de béisbol y jugamos sin zapatos. Con creatividad e ingenio siempre encontramos una manera de perseverar…”, recordó.

En esa conmovedora carta, que compartió con sus fanáticos a través de las redes sociales, aprovechó para hablar a corazón abierto de lo más complicado de sus días en la isla, en donde asegura transcurrían sus días añorando la libertad. “Pero la parte más difícil de crecer en Cuba, la parte que atacó nuestras almas, fue no tener libertad. Nuestra capacidad de soñar y nuestros destinos eran limitados. Sabíamos que no importaba cuánto trabajáramos o estudiáramos o cuán grandes fueran nuestros sueños, siempre tendríamos los mismos resultados. Todos estábamos destinados a vivir la misma vida pobre y miserable sin futuro. Finalmente, me di cuenta de que mi única esperanza era abandonar el país. Pasé mis días contemplando el océano y soñando con algún día llegar a los Estados Unidos de América, un país donde todo es posible…”, escribió.

William Levy de niñoVER GALERÍA

El día en que su vida cambió para siempre

En su emotivo texto, William recordó cómo fue ese instante en que pudo dar ese paso definitivo que lo encausó al estrellato, sin que ningún obstáculo se interpusiera en la consolidación de su más ferviente sueño y siempre asumiendo con valor cada reto. “Ayer se cumplió el 25 aniversario del día en que ese sueño se hizo realidad. No tenía dinero y no hablaba el idioma, pero eso no importó porque finalmente tuve la libertad de vivir la vida que elijo y en los Estados Unidos, el cielo es el límite…”, escribió en la publicación, la cual acompañó de imágenes de su infancia y su juventud junto a sus seres queridos, al ritmo de un clásico que condensa parte de la historia de personas que, como él, buscan la prosperidad más allá de sus fronteras: el tema titulado El Balsero, de Hansel y Raúl. “Esto también marca el día en que se abrió la puerta al resto del mundo. Desde entonces , ha sido un hermoso viaje.”, agregó.

Finalmente, Levy rindió una sincera muestra de agradecimiento en la que además dejó ver la enorme fe que ha depositado en cada una de sus acciones, las cuales le han permitIdo cosechar éxitos por todos los lugares en los que ha tenido la oportunidad de dar muestra de su talento y profesionalismo proceso en el que, por supuesto, sus fans han sido muy importantes. “Gracias Dios, gracias Estados Unidos, gracias México, gracias América Latina y gracias a todos mis fanáticos de todo el mundo por darme tanto amor y hacer realidad los sueños de ese pequeño niño cubano”, dijo.

William LevyVER GALERÍA