Geraldine Bazán

Geraldine Bazán sincera sobre su pasado: 'No cambio absolutamente nada'

La actriz abrió su corazón para hablar de cómo las experiencias que ha vivido anteriormente la han vuelto la mujer que hoy es

by hola.com

Motivada por el presente, Geraldine Bazán mira su vida en perspectiva, segura de que todas esas experiencias que la marcaron en el pasado, se han convertido en valiosos aprendizajes. Por tal motivo, la actriz afirma que no se arrepiente de nada, enteramente feliz de sus éxitos profesionales, y enfocada de lleno a la maternidad, cuidando de sus hijas, Elissa Marie y Alexa Miranda. Y es que gracias a todos esos episodios de los que ha sido protagonista, ella ha logrado convertirse en la mujer que es en este momento, llena de fortaleza y dispuesta a salir adelante, pasando la página de aquellos instantes difíciles, como el de su mediática ruptura amorosa con Gabriel Soto, hace apenas un par de años.

Geraldine BazánVER GALERÍA

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS

Tan sincera como suele ser, Geraldine concedió una entrevista muy distinta a las que suele dar, pues en esta ocasión, una sesión de belleza junto a su amigo, el maquillista llamado ‘Soy Letal’, se convirtió en un espacio de confesiones, a través de las cuales la estrella dio muestra de la estabilidad que ha logrado consolidar en este instante, dejando claro que si de algo se siente muy orgullosa, es de la historia que ha logrado escribir a lo largo de toda su vida. “Todas las etapas han sido increíbles, la verdad es que no cambio absolutamente nada de lo que he vivido, desde mi niñez, de mi juventud, de cuando estuve casada, para nada, porque me hacen ser la mujer que soy en este momento…”, aseguró.

Durante la charla, que transcurrió en un íntimo set y en donde solo se observaba su rostro mientras es maquillada, Geraldine abrió su corazón sobre la filosofía que ha adoptado a raíz de las duras experiencias que le ha tocado enfrentar, y aunque no se refirió a alguna en específico, sí expuso aquellas palabras que se han convertido en su principal guía. “Es el amor a la vida, el saber que cada cosa que suceda en la vida tienes que tomarlo de la mejor manera posible y como un aprendizaje, esto es algo que una vez alguien me dijo y que se me quedó muy grabado y que siempre lo pienso cuando pasan cosas complicadas, ‘el momento más oscuro de la noche, es justo cuando va a amanecer’. Cuando ves que las cosas están más complicadas y más difíciles es justo cuando va a salir el sol…”, compartió.

Geraldine BazánVER GALERÍA

Su mejor estrategia ante la adversidad, la confianza en sí misma

La protagonista de telenovelas como Por Amar Sin Ley, también habló de lo complicado que puede ser para una persona tener una vida pública, como es su caso. Sin embargo, la madurez con la que hoy se maneja frente a los reflectores viene de la mano con la confianza que tiene en sí misma y, por supuesto, el apoyo de su familia.  “La gente a veces cree que por ser una persona conocida, o por ser una persona pública, puede opinar sin tener conocimiento de causa, pero creo que lo más importante es saber quién eres y que a tu alrededor esté todo muy bien dado y protegido…”, comentó sonriente en un instante de esta plática, una de las más sinceras que ha concedido a lo largo de estos meses.

En ese espacio, Geraldine además destacó la huella que dejan algunas personas en la vida de otras, y como es su caso, ha aprendido a darle su lugar a cada uno de ellos. Fue así como, sin mencionar algún nombre, expuso a mayor detalle esta manera de pensar. “Amo la gente de la que me rodeo, siempre en mi vida estoy haciendo limpias, por así decirlo, creo que a tu vida siempre llegan personas que llegan a tu vida a dejarte algo, algún aprendizaje y a lo mejor las que tienen que quedarse para algo se quedan por mucho tiempo y por toda la vida, y las que no, pasan, aprendes lo que tengas que aprender, vives con esas personas lo que tengas que vivir y después poco a poco, como sea, simplemente salen de tu vida…”, dijo.

Geraldine BazánVER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.