Rocío Sánchez Azuara

La dolorosa última conversación de Rocío Sánchez Azuara con su hija Daniela

by hola.com

De entre los recuerdos que más atesora Rocío Sánchez Azuara está el de aquel día en que su hija Daniela se despidió de sus seres queridos. Con plena consternación, evoca las últimas palabras de la joven, que luchó por muchos años en contra de la enfermedad que padeció. La conductora de televisión también tiene muy presente aquel pacto que ambas hicieron, aunque hoy está segura de que ella se encuentra descansando tras el difícil camino que le tocó recorrer, el cual inició cuando tenía 12 años de edad tras ser diagnosticada con lupus eritematoso.

Rocío Sánchez AzuaraVER GALERÍA

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS

Sin más rodeos, Rocío reveló parte de la última conversación que tuvo con hija el día en que ella partió, en medio de una situación complicada por los informes médicos que habían recibido. “El día que ella se fue, no era supuestamente el día que se iba a ir, tuvo una crisis donde después de ser dos válvulas del corazón que tenía atrofiadas llegaron los doctores y dijeron que eran tres, pero los riñones ya no le funcionaban…”, contó en entrevista para el canal de YouTube de Mara Patricia Castañeda.

Los doctores dijeron ‘tiene que entrar a terapia intensiva’, entonces ella volteó y me dijo ‘no, me vas a disculpar, tú y yo quedamos en una cosa, y lo que tú quieras yo tiro la toalla. No, yo no me quiero morir ahí, yo no me quiero quedar en una plancha’. Y le dije ‘no, no te vas a quedar en la plancha, te lo prometo, claro que no’… le dije, ‘acuérdate que quedamos que si está mejor allá que acá, me llevas’…”, confesó al borde del llanto, asegurando que a lo largo de este tiempo se encargó de llenar de fortaleza a Daniela, por lo que la joven no tuvo ningún tipo de temor ante lo que pudiera ocurrir.

Rocío Sánchez AzuaraVER GALERÍA

Rocío también relató cómo aquel día su hijo José Luis, quien se encontraba en la ciudad de Miami, se comunicó por teléfono con su hermana, a quien le compartió un sentido mensaje a manera de despedida. “Empezaron a entrar los primos, empezaron a entrar los tíos por parte del papá, casi todos y le hablé a su hermano, lo puse en speaker y empezaron a hablar y se despidió de ella, siempre decía que era su hermana mayor, le dijo, ‘hermana, ni me despido, ¿para qué me despido? Tú vas a seguir aquí, te voy a seguir haciendo reír, me vas a seguir inspirando, vamos a seguir juntos, y ahí te alcanzo después’. Y ella dijo ‘sí, y así acabó’…”, agregó.

Pero más allá de la trascendencia física, Rocío tiene fuertes motivos para seguir honrando la memoria de su hija, siempre segura de que su presencia la acompaña en todo momento, un sentimiento que detalla con toda puntualidad. “Mi hija no se murió, porque yo siempre la voy a llevar conmigo, porque yo siento que no se murió, porque creo yo que cuando perdemos a nuestros seres queridos si los olvidamos mueren, y yo no la voy a olvidar nunca…”, dijo durante su charla con Mara.  “Daniela es y será siempre un ángel para mí y lo que yo sentí, porque hablamos muchos de mucho de la muerte, ella estaba consciente de que eso podía suceder, jugábamos mucho y decíamos, ‘quien se vaya primero viene por la otra’ y nos la pasábamos jugando con eso, y yo lo hacía para que ella no sintiera miedo de la muerte y efectivamente, no me equivoqué porque ella no trascendió con miedo…”, aseguró.

Rocío Sánchez AzuaraVER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.