yordi-solteria-portada

Yordi Rosado recuerda el difícil momento cuando tuvo que internar a su papá

by Tania Galván

A tres años del sensible fallecimiento de su papá, don Raúl Arturo Rosado, Yordi Rosado habló por primera ocasión del difícil capitulo que vivió a su lado cuando, debido a los problemas de excesos con los que lidió el señor, tuvo que ser internado en un hospital psiquiátrico, una decisión muy dolorosa para Yordi y para el resto de su familia. En el marco de la presentación de su nuevo libro ¡Sin pretextos! Cambia el pero por el puedo, el conductor concedió una entrevista Ventaneando donde detalló este episodio de su vida.

Yordi RosadoVER GALERÍA

MÁS NOTAS RELACIONADAS

“Es algo que no le había contado a nadie, el prólogo empieza con la frase: ‘Tenemos que llevar a tu papá a un psiquiátrico’, entonces yo digo, ‘¿pero al psiquiátrico por qué?, si tiene problemas de alcohol, no de la cabeza’ y me dicen, ‘el problema de alcohol ya llegó a tal grado que él tiene que estar en un psiquiátrico’ y a mí se me cae el mundo”, comentó sobre esta experiencia, que le sirvió para arrancar su libro.

Papá Yordi Rosado VER GALERÍA

El también locutor reconoció que, en un principio, se rehusaba a reconocer la gravedad del problema de su papá: “Cuando me dicen, ‘tu papá está hablando con gente que no existe, tu papá está alucinando’, cuando me hablan los vecinos y me dicen; ‘vente para acá porque tu papá está muy mal’. Yo iba con la esperanza de que no fuera real (…) Tú como hijo quieres que esté bien, porque te duele en el alma”, recordó.

Yordi contó que cuando se dio cuenta de lo delicado del estado de su papá tuvo que tomar la decisión de internarlo, pues los temores de que le pasara algo eran cada vez más grandes: “Yo tenía pavor de que mi papá se olvidara de los nombres de mi hermana y míos, que se le olvidara que éramos sus hijos, que se perdiera en la calle”, explicó.

Yordi Rosado VER GALERÍA

Aunque al final, el papá de Yordi superó esta enfermedad y pasó sus últimos años al lado de sus hijos, el conductor recuerda que fue muy complicado: “Fue una época muy fuerte para mí y para mi hermana, de hecho, escribir ese prólogo me costó cuatro días porque me detenía, porque decía, ‘si voy a hacer un libro, tengo que ser honesto’”, detalló Yordi, quien también reconoció que todo ese tiempo tuvo miedo de que los medios dieran a conocer la situación de su papá, algo que no ocurrió y se lo atribuye al respeto que ha creado con la prensa.